¿Quiere recibir la Publicación de Sanidad Privada en su correo de forma gratuita?
Viernes, 17 de julio de 2015   |  Número 72
EL PULSO
ES EL PRIMER HOSPITAL MADRILEÑO EN CONSEGUIRLO
La Unidad de Cirugía de la Mano de HM Montepríncipe recibe una acreditación europea
El centro dispone de, al menos, tres especialistas en Cirugía Reconstructiva y Microcirugía y disponibilidad completa todo el año

Redacción. Madrid
La Unidad de Cirugía de la Mano y del Miembro Superior del Hospital Universitario HM Montepríncipe ha sido acreditada por el Comité de Trauma Europeo como Centro de Mano Traumática de la Federation of European Societies for Surgery of the Hand (Fessh).

Esta certificación tiene una gran importancia ya que actualmente hay 129 centros en Europa y con la incorporación de HM Montepríncipe -el primer hospital de la Comunidad de Madrid que la recibe- son sólo cuatro los centros acreditados en España.

Pedro J. Delgado, jefe de la Unidad de Cirugía de la Mano y del Miembro Superior de HM Montepríncipe.

Pedro J. Delgado, jefe de la Unidad de Cirugía de la Mano y del Miembro Superior de HM Montepríncipe, explica que hay que cumplir varios requisitos para recibir reconocimiento. “La Cirugía Reconstructiva y las técnicas de Microcirugía son esenciales en este tipo de lesiones. Es necesario garantizar que tanto el hospital como el equipo quirúrgico tienen capacidad para tratarlas de urgencia”. 

Así, el centro debe disponer de al menos tres cirujanos de mano especializados en Cirugía Reconstructiva y Microcirugía que sean miembros de la Sociedad Nacional de Cirugía de Mano y disponibilidad completa 24 horas al día durante todo el año. Y al menos uno de ellos debe tener el diploma europeo de la Fessh en Cirugía de la Mano. 

La Unidad de Cirugía de la Mano y del Miembro Superior de HM Montepríncipe está formada por cuatro cirujanos, todos socios de la Sociedad Española de Cirugía de la Mano (Secms). Dos de ellos tienen el Diploma Europeo de la FESSH (Nuria Bonsfills y Alberto Díez Montiel) y se realizan un mínimo de 24 casos de mano traumática aguda cada tres meses con al menos cinco casos que precisan técnicas de Microcirugía (reparación de nervios y/o arterias), requisitos mínimos necesarios para obtener la acreditación. El equipo está siempre localizado los 365 días del año y centraliza todos los casos de mano traumática de HM Hospitales.

“La acreditación ha sido un gran logro, pero nuestro objetivo sigue siendo el mismo: mejorar la recuperación de los pacientes. Las lesiones severas de la mano provocan graves secuelas funcionales, laborales y, sobre todo, psicológicas. Debemos mejorar para obtener el mejor resultado en el menor tiempo posible y con menos secuelas”, afirma Delgado, y añade que “es esencial dar la máxima calidad a los pacientes y debemos seguir esforzándonos en mejorar nuestras técnicas y aumentar nuestras habilidades para conseguir este objetivo”. 

Una unidad de referencia

Desde que comenzó la actividad de la unidad en 2010, el número de pacientes atendidos y el grado de complejidad de los casos han ido aumentando de forma progresiva. En el año 2014 en la Unidad de Cirugía de Mano y del Miembro Superior fueron atendidos 3.600 pacientes por consultas externas y se realizaron un total de 453 intervenciones quirúrgicas, con  un incremento del 29 por ciento respecto a los datos del año 2013. 

“Nuestro objetivo ha sido ir creciendo profesionalmente y abarcar el tratamiento integral de todas las patologías de la mano. Fruto del esfuerzo y formación de nuestros profesionales, expertos en los avances en traumatología y osteosíntesis, las técnicas artroscópicas y la Microcirugía, actualmente podemos ofrecer una solución a casi la totalidad de las patologías de la mano”, señala Delgado. Además, “el poder atender las urgencias de la mano traumática era uno de los temas pendientes y gracias a las nuevas incorporaciones y el apoyo logístico de nuestro servicio de Cirugía Ortopédica y de HM Montepríncipe, hemos podido implantarlas al primer nivel”, apunta. 

Entre todas las patologías que se tratan en la unidad, hay cuatro que se tratan con mayor frecuencia. “Una parte es la derivada de lo que conocemos con ‘síndromes canaliculares’ (las tendinitis de los tendones extensores del pulgar a nivel de la muñeca, dedos en resorte o gatillo de los dedos, el síndrome del túnel del carpo y las compresiones del nervio cubital en el codo)”, explica Delgado. 

Otro grupo importante son las lesiones de ligamentos, que con gran frecuencia se asocian a traumatismos deportivos y enfermedades relacionadas con el trabajo o esfuerzos repetitivos.

El experto destaca que las fracturas que afectan a la los dedos, mano, muñeca, antebrazo y codo son otro grupo muy importante, “donde buscamos una fijación estable que permita una movilización precoz y una recuperación en el menor tiempo posible”. 

Finalmente, la patología degenerativa articular, agrupa gran cantidad de pacientes, donde el objetivo funcional es tener una mano funcional sin dolor. “En este aspecto se tratan la artrosis de la base del pulgar, las deformidades de dedos y muñeca causadas por las enfermedades reumáticas y las secuelas que se originan secundarios a lesiones traumáticas severas, entre otras”, concluye Delgado.

 

Para recibir Publicación de Sanidad Privada en su correo pinche aquí
| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2021 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.