¿Quiere recibir la Publicación de Sanidad Privada en su correo de forma gratuita?
Viernes, 20 de abril de 2018   |  Número 102
Acceda a nuestra hemeroteca
En más de un 20%
Las clínicas IMQ mejoran la calidad y confort del sueño de sus pacientes hospitalizados
Esta mejora se ha derivado de la implementación de las medidas del proyecto 'SueñOn'

Las clínicas de IMQ, Virgen Blanca y Zorrotzaurre, han incrementado en el último año un 21,8% las valoraciones positivas de sus pacientes hospitalizados en los índices de satisfacción general del descanso y el respeto de las horas del sueño. Esta mejora se ha derivado de la implementación de las medidas puestas en marcha en los dos centros sanitarios vascos derivados de su adhesión al Proyecto SueñOn, proyecto enmarcado dentro del Plan de Humanización de Clínicas de IMQ, en el que el respeto al descanso de los pacientes se comprende como una de las líneas estratégicas de humanización asistencial.

 Una de las habitaciones del Hospital IMQ Zorrotzaurre.

SueñOn es un proyecto impulsado por el Instituto de Salud Carlos III (ISCIII) a través de la Unidad de Investigación en Cuidados de Salud (Investén-ISCIII), liderado por enfermeras y enfermeros y dirigido a profesionales de salud, gestores, pacientes y familiares, con el fin de promover el descanso de las personas hospitalizadas.

Tal y como señala Isabel Urrutia, responsable de Calidad y Seguridad del Paciente de Grupo IMQ, este proyecto “surge de la voluntad de IMQ de abordar una situación con la que se encuentra cualquier persona que, por una u otra razón, tiene que pasar alguna noche en alguno de nuestros hospitales, poniendo en marcha algunas soluciones que pueden ayudar a mejorar este problema y que, en ocasiones, son de fácil implantación”.

Acciones para mejorar el descanso y el sueño

Así, algunas de las acciones de mejora acometidas en la Clínica IMQ Virgen Blanca y en la Clínica IMQ Zorrotzaurre han sido la concienciación al personal para hacer menos ruido y hablar más bajo, disminuir el volumen de los timbres y del sonido del ascensor, revisión de las ruedas de los carros de medicación y sustitución de las ruedas de los carros de lavandería de la UCI.

Asimismo, la entrada a las habitaciones por la noche se realiza con más sigilo y menos luz y, si no es necesario para la medicación o para los cuidados de enfermería, se procura no interrumpir el sueño durante la noche.

También se han cambiado algunos colchones de camas de acompañantes, se han realizado mejoras estructurales para minimizar el impacto del ruido del tubo neumático en la unidad de cuidados intensivos y se ha procurado bajar el volumen de las alarmas de algunos de los equipos o dispositivos médicos (salvaguardando siempre la seguridad clínica del paciente). Además, se han cambiado algunas luces en zonas generales, sustituyéndolas por luces con intensidades menores.

Por último, se ha realizado una campaña de concienciación a las visitas, con especial énfasis en la planta de hospitalización, sobre la importancia de respetar el descanso de los pacientes ingresados, elaborando a su vez una hoja informativa, que recuerda a las visitas y acompañantes la importancia de respetar el descanso de los pacientes ingresados.

Logros tangibles en un año

A partir de la adhesión de IMQ al Proyecto SueñOn, el pasado año 2017, se constituyó un equipo de trabajo —Comisión SueñOn de Clínicas IMQ—, integrado por once profesionales de ambos centros hospitalarios, Zorrotzaurre y Virgen Blanca, pertenecientes a las unidades de hospitalización y de cuidados intensivos, por ser las dos áreas a las que más afecta este proyecto.

El grupo de trabajo realizó una primera valoración de los elementos que afectan al descanso de los pacientes, como por ejemplo, el exceso o la falta de luz en las habitaciones, baños o pasillos; el ruido del aparataje, de carros, de las conversaciones del personal, del volumen de los timbres y alarmas; los horarios a la hora de administrar medicación, hacer los cambios posturales y tomar las constantes; el confort de las almohadas y los colchones; la temperatura de la habitación, etcétera.

Posteriormente, en marzo de 2017, se pasó una primera encuesta a los pacientes y familiares a efectos de valorar su descanso y determinar aquellas variables que interferían en su descanso. Con los resultados obtenidos, se confeccionó un plan de acción, sobre el que se ha trabajado en este último año.

En marzo de 2018, se pasó otra encuesta de valoración del descanso, donde se constató la efectividad de las medidas adoptadas y la mejora en el nivel de satisfacción de los pacientes. Tal y como concluye Isabel Urrutia, responsable de Calidad y Seguridad del Paciente de Grupo IMQ, “consideramos que descansar bien es otro factor favorable para la pronta recuperación de nuestros pacientes; por ello, y con el respaldo a nuestra labor que hemos constatado con los resultados favorables de la encuesta de satisfacción, continuaremos trabajando en el Proyecto SueñOn”.

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2018 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com