Martes, 17 de noviembre de 2020   |  Número 130
Las plataformas de ciberseguridad, esenciales para prevenir riesgos en instituciones sanitarias
Sham (grupo Relyens) aborda las enseñanzas de la crisis de la Covid-19 desde el punto de vista de la aseguradora en una sesión conjunta con varios expertos sanitarios del país
I Congreso Virtual de la Sociedad Española de Calidad Asistencial (SECA).

Sham, mutua aseguradora especialista en el sector sanitario y sociosanitario, sociedad del grupo europeo Relyens, ha participado en el I Congreso Virtual de la Sociedad Española de Calidad Asistencial (SECA)”, a través de la intervención de Frédéric Fuz, director de Gestión de Riesgos de Sham, en la sesión técnica “Calidad y Seguridad del Paciente”.

Moderada por Dª Dolores Martín Rodríguez y D. José Joaquín Mira Solves, la mesa redonda en la que ha participado Fuz ha puesto el foco en examinar y analizar cómo la Covid-19 ha impacto en la seguridad del paciente, siendo esta, junto a la calidad asistencial, principios fundamentales de la atención sanitaria. Para ello, la sesión ha contado con el testimonio de importantes expertos, como D. Pedro Alberto Rascado Sedes, representante del Complejo Hospitalario Universitario de Santiago de Compostela; Dª Montserrat Gens Barberà, Gerencia Camp de Tarragona del Instituto Catalán de la Salud y  D. Ángel Cobos, portavoz del Hospital San Cecilio de Granada, quienes, junto al director de Gestión de Riesgos de Sham, han expuesto e intercambiado impresiones en relación con este aspecto basadas en su propia experiencia.

Las enseñanzas de la crisis de la Covid-19: el punto de vista de la aseguradora

Dar respuesta a las necesidades y demandas de los profesionales sanitarios para que, de esto modo, ellos puedan centrarse en asegurar la calidad asistencial de sus pacientes, ha sido el gran papel que han tenido, y deben seguir teniendo, las aseguradoras en este contexto tan convulso marcado por la Covid-19. Partiendo de esta premisa ha iniciado su ponencia Frédéric Fuz, quien, en este sentido, ha destacado las medidas llevadas a cabo por Sham al detallar que “hemos adaptado los contratos, con carácter de urgencia, ampliando el perímetro de cobertura, para incluir nuevos médicos suplentes convocados por hospitales, colegios y administraciones, como jubilados o estudiantes, además de asegurar nuevos centros, en concreto, hoteles médicos y hospitales de campaña”.

Asimismo, como experto en gestión de riesgos, Fuz ha profundizado en las lecciones aprendidas en este ámbito gracias a las conclusiones de una encuesta realizada por FIDISP, en colaboración con Sham, a más de quinientos profesionales sanitarios. En este sentido, “uno de los aspectos más destacados del impacto de la crisis en la seguridad del paciente, reside en la falta de disponibilidad de equipos médicos y quirúrgicos, así como en las infecciones secundarias derivadas del tratamiento, entre otros”, ha explicado. A lo que añade, “además de los pacientes, las segundas víctimas de esta crisis son, sin duda, los profesionales de la salud. De hecho, el estudio de FIDISP concluye que el 93% de los profesionales han sufrido por falta de equipo de protección personal. Asimismo, un 98% presentaron al menos un síntoma compatible con el de una “segunda víctima”, como ansiedad, trastornos del sueño, toma de medicación, situaciones de riesgo o amenazas, entre otros, y, nada más y nada menos que un 97% de los profesionales reconoce haber tenido problemas en el contexto de las relaciones laborales”.

“Toda esta situación se traduce en reclamaciones relacionadas de manera directa con la Covid-19, pero también indirectas como reclamaciones de pacientes, infectados o no, cuyos tratamientos e intervenciones, se hayan visto retrasados por los protocolos de contención de la Covid-19”, destaca Frédéric Fuz.

El gran aporte de la inteligencia artificial al desafío que supone gestionar los flujos de pacientes y proteger las capacidades hospitalarias, ha sido la cuestión de cierre del discurso de Fuz. “Una de las grandes lecciones de esta crisis es que las herramientas tecnológicas son esenciales, pues nos ayudan en la toma de decisiones y la coordinación de los pacientes. Es de importancia capital que utilicemos la gama completa de datos clínicos del paciente para proporcionar predicciones continúas basadas en algoritmos y modelos de aprendizaje automático. Ello permite la identificación e intervención tempranas, la mejora del volumen de casos y la priorización del contexto del paciente en la UCI.

A este respecto, también ha resaltado la relevancia del ciber riesgo en el sector sanitario. “Los datos de los pacientes y la seguridad están en juego. Ninguna organización puede estar tranquila”, ha señalado.  “Por este motivo es de importancia capital la puesta en marcha de plataformas de ciberseguridad dedicadas a identificar y prevenir ciber riesgos específicos en instituciones sanitarias, como la solución CyberMDX, propuesta por Sham que brinda a los profesionales sanitarios la oportunidad de optimizar el rendimiento y la seguridad en su trabajo”.

Para recibir Publicación de Sanidad Privada en su correo pinche aquí
| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2020 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.