¿Quiere recibir la Publicación de Sanidad Privada en su correo de forma gratuita?
Viernes, 07 de diciembre de 2012   |  Número 42
EN PORTADA
JOSÉ RAMÓN RUBIO, PRESIDENTE DE IDIS
“Lo importante no es que la sanidad sea pública o privada, sino que sea de calidad”
Ha participado en el VIII Congreso Nacional de Informadores de la Salud

Redacción. Madrid
La adecuada integración de la sanidad pública y la privada es el único camino posible para mejorar la sostenibilidad del sistema sanitario en las circunstancias actuales sin perjuicio para los pacientes: “lo importante no es por tanto que la sanidad sea pública o privada, sino que sea de calidad. Y esto debe ser una realidad, porque la sanidad pública española es excelente y la sanidad privada también lo es”. Así lo ha puesto de manifestó José Ramón Rubio, presidente del Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (IDIS), durante su intervención en el VIII Congreso Nacional de Informadores de la Salud que se ha celebrado recientemente en Valencia. Y de esa forma daba también respuesta rotunda al título de la mesa ‘El SNS recortado. Público y privado. ¿Sumar o restar?’.

Potencial de ahorro en los modelos de
colaboración público-privada. Fuente: PwC.

Una de las vías de integración y colaboración clara entre ambos sistemas se encuentra en los conciertos, que suponen un desahogo de las listas de espera y permiten a la sanidad pública ofrecer asistencia sanitaria en aquellas zonas geográficas en las que no cuenta con infraestructura suficiente. “En este foro hemos ofrecido algunos datos con ejemplos de muchos procesos cuyo tratamiento en la sanidad privada tiene un coste sensiblemente menor que en la pública, lo que significa que los conciertos de prestaciones con la sanidad privada suponen un ahorro significativo para el sistema público. Aún así, solo el 10 por ciento del gasto público sanitario total se destina a conciertos con la sanidad privada”, ha explicado el presidente del IDIS.

Al igual que IDIS considera adecuado incrementar los porcentajes de servicios concertados, cree que la ampliación del mutualismo es otra de las medidas que generaría ahorro al sistema público: se trata de una fórmula mediante la cual el asegurado puede elegir entre ser atendido en el sector público o en el privado y el Estado abona a la aseguradora por cada ciudadano que elige la sanidad privada y asume los costes con las mismas prestaciones que el sistema sanitario público. Las mutualidades mayoritarias son Muface, Isfas y Mugeju y “este sistema supone un ahorro del 40 por ciento con respecto al coste per cápita del sistema gestionado por la administración pública, afirma el presidente del IDIS. Aun así es un sistema que está infravalorado por la Administración  y en grave riesgo de desaparición por la infrafinanciación del mismo”, ha añadido Rubio. El hecho de que casi dos millones de personas (mutualistas) sean atendidos por la sanidad privada supone, además de ahorro, un desahogo para el sistema público.

Durante la reunión también se han puesto sobre la mesa las ventajas del sistema de concesiones, que consisten en una asociación entre el sector público y el privado para diseñar y desarrollar proyectos de infraestructura sanitaria a través de un contrato, y cuya principal ventaja para la Administración es que es un modelo que cuenta con un gasto predefinido, suponiendo a su vez una descarga para el sistema, ya que a través de este modelo se obtiene un coste al menos un 25 por ciento inferior a la media de la gestión pública.

Según el Informe Diez temas candentes de la Sanidad Española para 2011, el potencial de ahorro en los modelos de colaboración público-privada se estima en un 25-45 por ciento para medicamentos, tecnologías médicas, atención domiciliaria y larga estancia; entre un 15 y un 25 por ciento en  Atención Primaria; un 30-45 por ciento en servicios y usos clínicos, y un 2-5 por ciento en infraestructuras. “En definitiva, todas estas medidas están mostrando que las fórmulas de colaboración público-privada son tan eficaces como necesarias para lograr altos estándares de calidad sin perjudicar a los pacientes y dan muestra de que el sistema sanitario debe ser solo uno, con servicios públicos y privados”, ha recalcado el presidente del IDIS.

Desgravación fiscal sanitaria

Las comunidades autónomas con mayor número de pólizas contratadas cuentan con un menor presupuesto sanitario público: ésa es una prueba clara y contundente de la liberación de recursos públicos que produce la sanidad privada en dichos territorios y una muestra de cómo el sistema privado constituye un pilar fundamental para el sostenimiento del sistema sanitario español. Por este motivo, otra de las propuestas de IDIS es la desgravación fiscal por contratación de seguros de salud. IDIS propone un incentivo fiscal del 15 por ciento para las rentas inferiores a 30.000 euros en la contratación privada de seguros sanitarios, que podría facilitar un crecimiento de hasta el 15 por ciento del número de asegurados en la población, lo que supondría que más de un millón de personas saldría de manera voluntaria, parcial o totalmente, del sistema público, generando un ahorro de hasta 1.225 millones de euros y una importante liberación de recursos sanitarios para el sector público que mejoraría sin duda la accesibilidad del resto de la población.

 

 

Para recibir Publicación de Sanidad Privada en su correo pinche aquí
| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2020 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.