Viernes, 20 de septiembre de 2019   |  Número 117
Los ácidos grasos Omega 3 y sus importantes beneficios para la salud
También reducen la inflamación de las células que provoca la obesidad
Frutos secos ricos en Omega 3.

En los últimos años y tras largas investigaciones sobre estas los ácidos grasos Omega, se ha concluido que son beneficiosos para la salud, especialmente el Omega 3. Pertenecen a las denominadas “grasas buenas” o insaturadas.

Existen tres tipos de ácidos grasos Omega: 3, 6 y 9. A pesar de ello, es el Omega 3 sobre el que más estudios se han realizado y se ha concluido que tienen un gran poder antioxidante, antiinflamorio y protector de los tejidos. Esto se traduce en que combaten a las células cancerígenas y son un “antídoto” contra el estado inflamatorio que produce el cáncer en el cuerpo de quien lo padece.

Por otra parte, reducen la inflamación de las células que provoca la obesidad y el sobrepeso, y disminuye el estado inflamatorio de las arterias en pacientes con hipertensión y tabaquismo. Esto se traduce en que los ácidos grasos Omega 3 son protectores de la enfermedad cardiovascular, responsable de la mayoría de ictus e infartos de miocardio.

Debido a su gran efecto antioxidante, es además una de las mayores armas antienvejecimiento. Se sabe que la oxidación de las células provoca que mueran prematuramente.

Pero, además, el ácido graso Omega 3 tiene la capacidad de combatir cualquier proceso inflamatorio que se produce en el cuerpo y que se da en enfermedades autoinmunes, reumatológicas e infecciosas.

Una de las ventajas es que este compuesto está presente en gran cantidad de productos naturales,  tanto de origen animal como vegetal. Así encontramos ácido graso Omega 3 en:

- Semillas: lino, cáñamo, chía y amapola
- Pescados azules: salmón, caballa, sardina, anchoa, arenque y atún
- Mariscos: gamba, langostino, centollo y ostra
- Verduras de hoja verde: espinaca, brócoli, lechuga, acelgas y coles de Bruselas
- Frutos secos: nueces, avellanas, almendras, pistachos, anacardos y cacahuete
- Cereales: Avena
- Aceites: oliva virgen extra, soja, sésamo, canola y maíz
- Frutos: mangos y aguacates
- Otros: aceitunas y yema de huevo

Existen 3 tipos de ácidos grasos Omega 3: ALA (ácido alfa linolénico), EPA (ácido eicosapentaenoico) y DHA (ácido docosahexaenoico). Cada tipo de alimento que contiene Omega 3 tiene un tipo de ácido.

También hay que destacar que los ácidos grasos Omega 3 son los responsables del colesterol HDL o “colesterol bueno”, un gran protector de la salud del corazón. Otro motivo más para consumir alimentos ricos en ácidos grasos Omega 3.

Para recibir Publicación de Sanidad Privada en su correo pinche aquí
| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2019 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.