Martes, 19 de mayo de 2020   |  Número 125
Los centros de Ribera Salud aumentan un 55% la hospitalización domiciliaria por el Covid
Hospitales como el de Torrejón triplican el número de pacientes atendidos por la UHD y Torrevieja lo duplica con el fin de atender en sus casas a pacientes COVID más leves y proteger al resto de la pandemia
Atención domiciliaria.

Los hospitales de Ribera Salud han aumentado un 55% de media el número de pacientes atendidos por las Unidades de Hospitalización Domiciliaria (UHD) durante el mes de marzo. Entre estos pacientes se encuentran los casos menos graves de COVID19 pero también otros muchos con enfermedades crónicas o con problemas de salud que han surgido durante la pandemia y a quienes se ha protegido del virus con la atención a domicilio.

Centros como el Hospital Universitario de Torrejón han llegado a triplicar el número de pacientes diarios atendidos por profesionales sanitarios, con hasta 150 visitas en un día, lo que ha supuesto un aumento de la actividad de la UHD de un 65%. Muy destacado ha sido también el incremento del número de pacientes atendidos por la UHD del Hospital Universitario de Torrevieja, que ronda el 50%. Un total de 197 personas han sido atendidos por los profesionales de esta unidad en apenas mes y medio, de los cuales, 51 permanecen aún en hospitalización domiciliaria.

El objetivo de todos los hospitales de Ribera Salud ha sido siempre garantizar la mejor atención sanitaria a los ciudadanos, también durante el Estado de Alarma, y proteger a aquellos que no estaban afectados por el COVID19 de posibles contagios, asistiéndoles con todos los recursos disponibles pero en su domicilio. Y también en las residencias de mayores. Todos los hospitales de Ribera Salud han colaborado con las residencias de sus áreas de influencia y departamentos de salud, dando soporte asistencial a más de 2.800 mayores.

El grupo se ha hecho cargo, además, del transporte de los tratamientos farmacológicos dispensado a los pacientes crónicos.

Las claves del éxito del incremento de la actividad de estas Unidades de Hospitalización Domiciliaria durante las semanas más duras de la pandemia han sido las visitas y controles diarios de los profesionales a los pacientes más frágiles, el seguimiento telefónico de la evolución de cada uno de ellos, el recurso de la telemedicina a través del portal y la aplicación móvil YoSalud y el aumento de los recursos humanos destinados a estas unidades.

Como explica el jefe de servicio de la UHD del Hospital Universitario de Torrejón, Manuel Mirón, “algunos pacientes no han querido venir al hospital para recibir determinados tratamientos, principalmente los que se realizan en hospital de día y a estos pacientes les hemos atendido y tratado en casa”. En algún caso, explica, “incluso salimos de nuestra área geográfica para administrar tratamientos”. También, añade, se han realizado algunas pruebas en casa para evitar que pacientes con infección reciente por coronavirus accedan al recinto hospitalario y minimizar así el riesgo de transmisión.

Cuando comenzó la crisis sanitaria se acometieron cambios sustanciales en estas unidades de los hospitales de Ribera Salud. “Desde las direcciones de todos los centros se apostó desde el principio por las intervenciones en los domicilios para no comprometer la seguridad de los pacientes y aliviar la presión asistencia en los centros”, asegura el doctor Mirón. Y para ello ha sido necesario aumentar la capacidad de estos ingresos domiciliarios y como consecuencia, destinar más profesionales: se ha aumentado la plantilla pero también se han destinado facultativos y personal de Enfermería de otras especialidades.

En el caso de Torrejón, por ejemplo, el doctor Mirón explica que “los cirujanos han dado apoyo a la UHD revisando pacientes quirúrgicos y visitándolos en los domicilios dos días por semana”. Puntualmente, añade, “hemos recibido la ayuda de adjuntos de Urgencias para valorar casos de ese servicio que podían ser atendidos en domicilio sin ingreso previo”. En cuanto a las residencias de Torrejón, el jefe de su UHD, el doctor Mirón, ha señalado que “conscientes de las dificultades que estaban atravesando, nos fuimos por iniciativa propia, con el apoyo de la Dirección, a conocer in situ sus necesidades y junto con el  Servicio de Medicina Interna establecimos un circuito para garantizar que a todas les llegase la medicación necesaria para el coronavirus, así como todo tipo de recursos terapéuticos como antitérmicos, sueroterapia y medicación para atención paliativa, gracias a la implicación del Servicio de Farmacia”. “En una segunda fase, que es en la que estamos trabajando actualmente, hemos realizado una evaluación presencial de sus circuitos, áreas y medidas de aislamiento y necesidades materiales para seguir ayudándoles y prestando la asistencia sanitaria necesaria a todos los mayores”, ha añadido.

Por lo que respecta al Hospital Universitario de Torrevieja, desde su UHD se ha garantizado a todos los pacientes atendidos el suministro de la medicación, el tratamiento hospitalario y las pruebas complementarias en sus domicilios, siempre que ha sido posible. Además, se ha reforzado la coordinación con Atención Primaria y el Programa de Seguimiento del Paciente Paliativo, para evitar, en la medida de lo posible, el desplazamiento de los pacientes al hospital.

En el caso de la residencia Inmaculada, situada en el municipio alicantino de Torrevieja, Ribera Salud se ofreció a gestionar este centro provisionalmente, con motivo de la baja médica y la cuarentena del gerente y de una parte importante de la plantilla. El grupo sanitario ha puesto al frente de la misma a uno de los coordinadores de Atención Primaria del departamento y ha intensificado los protocolos de seguridad, llegando incluso a asumir el catering para todos los residentes. “Ahora las comidas se llevan desde el hospital, se sirven en las habitaciones de los mayores y estos comen con utensilios desechables para garantizar al máximo su seguridad y bienestar”, explica la gerente del Hospital de Torrevieja. Además, desde el departamento de Recursos Humanos de este centro se ha ayudado a esta residencia en la selección de 18 auxiliares para cubrir las bajas por cuarentena que han sufrido en las últimas semanas. “Estamos trabajando codo con codo con la plantilla de la residencia de la Inmaculada”, aseguran.

Para recibir Publicación de Sanidad Privada en su correo pinche aquí
| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2020 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.