Martes, 28 de septiembre de 2021   |  Número 139
Los 'Productos Sanitarios de un Solo Uso', indispensables para garantizar la seguridad asistencial
A lo largo de esta pandemia, los `Productos Sanitarios de un Solo Uso´ han sido declarados esenciales por su papel clave garantizando la seguridad de la población y de los profesionales y evitando el aumento del número de contagios por la COVID-19
Josep M. Badia, de la Unidad de Infección Quirúrgica del Hospital General de Granollers y coordinador del Observatorio de Infección en Cirugía.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), los problemas de seguridad de los pacientes en la Atención Sanitaria continúan provocando millones de fallecimientos en todo el mundo. Por ello, con motivo del Día Mundial de la Seguridad del Paciente - que se celebrará el próximo viernes 17 de septiembre-, la Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria (Fenin) dedicará toda la semana a difundir información con el fin de impulsar `la cultura de la seguridad´ de los pacientes y de los profesionales en todos los ámbitos de la Atención Sanitaria. 

Las tecnologías sanitarias han proporcionado herramientas que han contribuido notablemente a generar una ‘cultura de la seguridad’ y un incremento de la calidad asistencial. Se trata de avances que proporcionan importantes beneficios tanto para los pacientes, como para los profesionales de la salud que trabajan diariamente con la Tecnología Sanitaria, concretamente con los denominados ‘Productos Sanitarios de un Solo Uso’.

Este tipo de tecnologías de ‘Un Solo Uso’ son productos sanitarios concebidos para ser utilizados una sola vez, en un corto periodo de tiempo, en un solo paciente y para un único procedimiento, lo que garantiza el máximo nivel de seguridad. Durante la crisis sanitaria de la COVID-19, se ha producido un importante incremento de utilización de este tipo de tecnología, tanto por los profesionales sanitarios como para la protección de los pacientes, especialmente mascarillas, batas, guantes, jeringuillas, soluciones hidroalcohólicas, productos de desinfección de superficies e instrumental.  De hecho, a lo largo de este año, un 30% del consumo de los productos de ‘Un Solo Uso´ se ha dedicado a combatir la pandemia, lo que ha permitido evitar contagios y lo ha consolidado como soporte vital.

#TecnologíaparaVivir de Un Solo Uso

En el marco de la campaña #TecnologíaparaVivir, cuyo objetivo es mejorar el conocimiento de la población sobre las innovaciones tecnológicas y mostrar su contribución a la salud de los ciudadanos, la Federación presenta un nuevo vídeo titulado ‘Aportación de los Productos Sanitarios de Un Solo Uso’, en el que el doctor Josep M. Badia, de la Unidad de Infección Quirúrgica, del Hospital General de Granollers y coordinador del Observatorio de Infección en Cirugía señala que en España el 5% de los pacientes que se someten a una cirugía mayor sufren una infección postoperatoria, lo que provoca un gran impacto físico y emocional sobre el paciente y un alto gasto sanitario, generado por el consumo de antibióticos y aumento de resistencias bacterianas. “Consideramos que entre el 60-70% de estas infecciones pueden ser evitables y muchas de las recomendaciones que utilizamos para bajar esta tasa de infección se basan en la utilización de Productos Sanitarios de un Solo Uso”, añade el doctor Badia.

Un sector estratégico y de gran valor añadido

El Sector de Productos Sanitarios de un Solo Uso de Fenin lleva años desarrollando una labor estratégica y esencial, comprometido con la seguridad en la Atención Sanitaria y poniendo a disposición de los centros y de los profesionales de la salud Tecnología Sanitaria de calidad. Por ello, es necesario potenciar este sector que ha sido esencial durante la pandemia y que continuará siéndolo en el futuro para afrontar con garantías futuras emergencias sanitarias y también para desarrollar en condiciones de seguridad la actividad asistencial diaria.

España debería impulsar la creación de un tejido productivo en nuestro territorio mediante el fomento de un plan nacional de promoción de la industrialización del sector de Tecnología Sanitaria, de modo que las empresas emprendan líneas de producción de productos esenciales con posibilidad de continuidad y permanencia (plantas de fabricación, centros y capacidades de distribución, centros de innovación, generación de empleo de alta cualificación…). Asimismo, para fomentar la competitividad, sería necesario trabajar en la disminución de barreras burocráticas y normativas centrales y autonómicas y fiscales e impulsar la compra por valor de la tecnología en la que se tenga en cuenta la calidad y la innovación.  

Para recibir Publicación de Sanidad Privada en su correo pinche aquí
| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2021 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.