Viernes, 18 de octubre de 2019   |  Número 118
Lynparza, en combinación con bevacizumab, incrementó la supervivencia en cáncer de ovario
Redujo en un 41% el riesgo de progresión de la enfermedad o de muerte en la población general del ensayo PAOLA-1
Congreso de la Sociedad Europea de Oncología Médica.

AstraZeneca y MSD han anunciado los resultados positivos del ensayo fase III PAOLA-1, que demuestran que Lynparza (olaparib) ofrece una mejoría estadísticamente significativa y clínicamente relevante en la supervivencia libre de progresión (SLP) en mujeres con cáncer de ovario avanzado de nuevo diagnóstico.

El ensayo comparó la eficacia y seguridad de olaparib añadido al tratamiento de referencia (TdR) bevacizumab frente a bevacizumab solo en mujeres con cáncer de ovario avanzado en el primer ciclo de mantenimiento de primera línea, independientemente de su estado de biomarcadores genéticos o del resultado de la cirugía previa. Los resultados evaluados por el investigador demostraron que olaparib añadido a bevacizumab redujo el riesgo de progresión de la enfermedad o de muerte en un 41% (hazard ratio, HR 0,59) y mejoró la SLP hasta una mediana de 22,1 meses, frente a 16,6 meses en aquellas pacientes tratadas con bevacizumab solo. A los dos años del inicio del ensayo, el 46% de las mujeres tratadas con olaparib añadido a bevacizumab no presentaban progresión de la enfermedad frente al 28% de las mujeres tratadas con bevacizumab solo.

El análisis de sensibilidad de la revisión central independiente con enmascaramiento (BICR, por sus siglas en inglés) de la SLP fue consistente, mostrando un incremento similar con una mediana de 26,1 meses en el caso de olaparib añadido a bevacizumab frente a 18,3 meses en el caso de bevacizumab solo. Los perfiles de seguridad y tolerabilidad de olaparib y bevacizumab fueron consistentes con los conocidos en ensayos anteriores de cada molécula y no supusieron ningún detrimento en la calidad de vida.

Los resultados se presentaron durante el Simposio Presidencial del Congreso 2019 de la Sociedad Europea de Oncología Médica (ESMO) que se celebra en Barcelona (Abstract #LBA2_PR).

El ensayo también incluyó un análisis exploratorio de subgrupos, como la población con mutación en el gen BRCA (BRCAm) y poblaciones con otro tipo de deficiencia en los genes de la de recombinación homóloga (HRD, por sus siglas en inglés), que demostró que el tratamiento con olaparib añadido a bevacizumab presentó un mayor beneficio que el que produjo bevacizumab solo. En el subgrupo BRCAm, olaparib añadido a bevacizumab redujo el riesgo de progresión de la enfermedad o de muerte en un 69% (hazard ratio, HR 0,31). En el subgrupo HRD positivo, que representa aproximadamente la mitad de las mujeres con cáncer de ovario avanzado de nuevo diagnóstico (e incluye a las pacientes BRCAm), olaparib añadido a bevacizumab redujo el riesgo de progresión de la enfermedad o de muerte en un 67% (hazard ratio, HR 0,33).

José Baselga, vicepresidente ejecutivo de I+D en Oncología de AstraZeneca, ha destacado: “Este ensayo se diseñó para reflejar la práctica clínica habitual usando el estándar de tratamiento de ese momento, al que se añadía olaparib. Los resultados demostraron que a los dos años casi la mitad de las mujeres con cáncer de ovario avanzado no presentaron progresión con olaparib añadido a bevacizumab como tratamiento de mantenimiento de primera línea, independientemente de su estado de biomarcadores o del resultado quirúrgico. Estamos trabajando con las autoridades reguladoras para que olaparib llegue a estas pacientes con la mayor brevedad posible”.

Roy Baynes, vicepresidente primero y director de Desarrollo Clínico Global y director médico de MSD Research Laboratories, ha resaltado que: “PAOLA-1 es el segundo ensayo fase III favorable con olaparib en el escenario de mantenimiento para cáncer de ovario avanzado. Después del ensayo positivo SOLO-1, estamos entusiasmados con los resultados de PAOLA-1 que reafirman el compromiso continuo de AstraZeneca y MSD para explorar nuevas opciones terapéuticas para más mujeres con cáncer de ovario.”

Isabelle Ray-Coquard, investigadora principal del ensayo PAOLA-1 y oncóloga clínica en el Centre Léon Bérard y Presidenta del grupo GINECO, ha señalado que: “El objetivo del tratamiento de primera línea, que incluye mantenimiento, para mujeres con cáncer de ovario avanzado que se acaban de diagnosticar es retrasar el momento de la recaída. Lamentablemente el riesgo de recaída es elevado, ya que dos de cada tres mujeres sufren una recidiva antes de los tres años del diagnóstico inicial. En PAOLA-1 los resultados de olaparib añadido a bevacizumab fueron estadística y clínicamente significativos.

De manera global, los acontecimientos adversos (AA) de grado 3 o superior fueron del 57% para olaparib añadido a bevacizumab y 51% para bevacizumab solo. Los AA más frecuentes ≥20% fueron náuseas (53%), cansancio (53%), hipertensión (46%), anemia (41%), linfopenia (24%), vómitos (22%) y artralgia (22%). Los AA de grado 3 o superior fueron hipertensión (19 %), anemia (17%), linfopenia (7%), neutropenia (6%), cansancio (5%), náuseas (2%), diarrea (2%), leucopenia (2%), vómitos (1%) y dolor abdominal (1%). Los AA provocaron interrupción del tratamiento en el 54% de los pacientes tratados con olaparib, y el 20% de las pacientes abandonaron el tratamiento.

Olaparib, que está siendo desarrollado y comercializado conjuntamente por AstraZeneca y MSD, está aprobado en distintas indicaciones para el tratamiento del cáncer de ovario avanzado y el cáncer de mama metastásico y se ha utilizado para tratar a más de 20.000 pacientes de todo el mundo. Presenta ensayos fase III con resultados positivos en cuatro tipos distintos de tumores (ovario, mama, páncreas y próstata).

Olaparib comprimidos recubiertos con película, en el contexto del tratamiento del cáncer de ovario, está indicado como monoterapia para el tratamiento de mantenimiento de pacientes adultas con cáncer de ovario epitelial de alto grado avanzado (estadios FIGO III y IV) con mutación BCRA1/2 (germinal o somática), de trompa de Falopio o peritoneal primario, que están en respuesta (completa o parcial) tras haber completado una primera línea de quimioterapia basada en platino, y para el tratamiento de mantenimiento de pacientes adultas con cáncer de ovario epitelial de alto grado, trompa de Falopio, o peritoneal primario, en recaída, sensible a platino, que están en respuesta (completa o parcial) a quimioterapia basada en platino. En España, dentro de esta segunda indicación, actualmente sólo está contemplada la financiación con cargo al Sistema Nacional de Salud de los tratamientos para aquellas pacientes que presentan mutación BRCA1 y/o BRCA 2 (germinal o somática).

Además, olaparib comprimidos recubiertos con película ha sido aprobado por la EMA como monoterapia para el tratamiento de pacientes adultos con cáncer de mama localmente avanzado o metastásico HER2 negativo que tiene mutaciones germinales en BRCA1 y/o BRCA2, cuya aprobación de precio y reembolso en España se encuentra actualmente a la espera1.

Para recibir Publicación de Sanidad Privada en su correo pinche aquí
| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2019 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.