¿Quiere recibir la Publicación de Sanidad Privada en su correo de forma gratuita?
Viernes, 22 de enero de 2016   |  Número 77
EL PULSO
PERMITE VALORAR MEJOR EL RIESGO DE LA ENFERMEDAD
MD Anderson impulsa la Consulta de Diagnóstico Precoz de Cáncer de Pulmón
Se trata de una iniciativa de cribado integral coordinada a través de un equipo multidisciplinar con amplia experiencia 

Redacción. Madrid
Además de la realización de pruebas diagnósticas, los especialistas recalcan la importancia de que los programas de cribado de cáncer de pulmón vayan siempre asociados a un programa para ayudar a los pacientes a dejar de fumar.

El presidente del MD Anderson Cancer Center Madrid, Pedro Luis Cobiella.

De acuerdo con los datos publicados por la Sociedad Europea Respiratoria (ERS, por sus siglas en inglés), el cáncer de pulmón provoca más de 260.000 defunciones al año en la Unión Europea. Además, según el último estudio de incidencia realizado por la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), este tipo de tumor es el más mortal entre la población de ambos sexos en nuestro país.

Para mejorar estas cifras, los expertos inciden en la relevancia del diagnóstico en las fases iniciales de la enfermedad y en la puesta en marcha de programas de screening, sobre todo en aquellos pacientes que, como es el caso de los fumadores, presentan mayor riesgo de desarrollar cáncer de pulmón.

“En este sentido, los programas de cribado que incluyen el diagnóstico a partir del empleo de la Tomografía Axial Computarizada (TAC) de baja radiación han demostrado una mejoría de la supervivencia, al seleccionar al paciente con alto riesgo de padecer este tipo de tumor” explica el doctor Allan C. Sam, neumólogo de MD Anderson Madrid.

Para dar respuesta a esta necesidad, MD Anderson Madrid ha puesto en marcha la ‘Consulta de Diagnóstico Precoz de Cáncer de Pulmón’, un programa de cribado integral coordinado a través de un equipo multidisciplinar con amplia experiencia y combinado siempre con un Programa de Deshabituación Tabáquica.

En la consulta, se realizará una valoración neumológica que incluye pruebas de función respiratoria, que permiten detectar además otras enfermedades asociadas al tabaquismo; se estudian los antecedentes familiares y la historia de tabaquismo personal para determinar el riesgo de aparición de tumor.

La recomendación de las guías europeas es que un programa de cribado de cáncer de pulmón se base en dos pilares fundamentales: la edad y el historial de tabaquismo. En cuanto a la edad, se selecciona a aquellos pacientes con edades comprendidas entre los 55 y los 80 años. En lo referente a la historia de tabaquismo, se considera como personas en riesgo tanto a los fumadores activos como a los que han dejado de fumar en los últimos 15 años.

“Si se cumplen los criterios de inclusión del programa de cribado, se procede a la realización del TAC de baja radiación y las pruebas espirométricas. A partir de ahí, siempre se recomienda el abandono del tabaco y teniendo en cuenta su situación pulmonar actual y en caso de presentar algún factor de riesgo, se pauta el seguimiento del paciente”, señala el neumólogo de MD Anderson Madrid.

Más allá del TAC de baja radiación

Aunque el TAC es la medida diagnóstica más empleada para el cribado de pacientes con cáncer de pulmón, los especialistas recuerdan que no debe ser la única. Así, un adecuado screening de la persona con riesgo de desarrollar esta enfermedad debe trascender la realización de esta prueba y llevar asociada una revisión neumológica, unas pruebas de función respiratoria y una consulta específica para plantear el abandono del tabaco.

“En menos de una semana tras la consulta inicial, vemos de nuevo al paciente para explicarle los resultados y el factor de riesgo que tiene de cara a desarrollar a futuro un cáncer de pulmón”, destaca Sam.

Además, más allá del diagnóstico, este nuevo servicio de MD Anderson Madrid también quiere fomentar el abandono del hábito tabáquico. Por ello a todos los pacientes que acuden a ella, se les informa sobre la importancia de dejar de fumar con la ayuda de la Unidad de Tratamiento Integral del Tabaquismo con la que cuenta propio hospital.

“Sabemos que abandonar el tabaco resulta una decisión muy difícil porque, aunque existe una dependencia física generada por la nicotina, también existe una dependencia a nivel psicológico y emocional. Por este motivo, queremos ayudar a todos los pacientes, desde una perspectiva multidisciplinar, para que puedan mejorar su estado de salud y evitar la aparición de un proceso canceroso”, concluye el doctor Sam.

 

Para recibir Publicación de Sanidad Privada en su correo pinche aquí
| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2019 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.