Martes, 28 de septiembre de 2021   |  Número 139
Merck e INBRAIN Neuroelectronics desarrollan una nueva generación de terapias bioelectrónicas
El Centro de Innovación de Merck, en Darmstadt, colabora en desarrollar neuromodulación inteligente para el tratamiento específico de enfermedades crónicas
Laura Matz, chief Science & Technology officer de Merck.

La compañía de ciencia y tecnología Merck ha anunciado un segundo acuerdo de colaboración en su campo de innovación de Bioelectrónica con Innervia Bioelectronics, una startup con sede en Barcelona subsidiaria de Inbrain Neuroelectronics. El objetivo de la colaboración es desarrollar de forma conjunta la próxima generación de terapias bioelectrónicas del nervio vago basadas en grafeno, dirigidas a tratar enfermedades crónicas graves dentro de las áreas terapéuticas abordadas por Merck.

“Nuestro objetivo es acelerar los desarrollos en el campo emergente de la bioelectrónica impulsando la novedosa modalidad de neuroestimulación selectiva”, explica Laura Matz, chief Science & Technology officer de Merck. "El acuerdo con Innervia Bioelectronics le da a Merck acceso a una tecnología única que aumenta la eficiencia energética en los neuroestimuladores y, por lo tanto, podría convertirse en un verdadero facilitador para el tratamiento digital personalizado de pacientes que padecen enfermedades graves y crónicas como los trastornos inflamatorios".

Ambos socios colaborarán estrechamente durante los próximos años para impulsar activamente este posible cambio de paradigma en el tratamiento de enfermedades con grandes necesidades médicas insatisfechas. Con sus instalaciones en investigación bioelectrónica, Merck aporta su experiencia en data science, clínica, procesos regulatorios y calidad para llevar dispositivos novedosos a los pacientes en un futuro próximo. Innervia agregará su experiencia tecnológica en el desarrollo de interfaces de grafeno, desarrollo de sistemas inteligentes y procesamiento de señales para aplicaciones clínicas. El trabajo inicial se centrará en los trastornos inflamatorios, metabólicos y endocrinos, utilizando las prometedoras capacidades del grafeno para la miniaturización, precisión y alta eficiencia en la modulación del nervio vago.

“Esta colaboración destaca la importancia de que actores especialistas en los respectivos campos unan fuerzas para desarrollar terapias electrónicas basadas en tecnologías mínimamente invasivas y en la codificación de señales en alta resolución, habilitadas por grafeno, para pacientes con enfermedades debilitantes, sistémicas y crónicas”, añade Jurriaan Baker, chief Technology officer de INNERVIA Bioelectronics. “Nuestra misión conjunta es mejorar los resultados de estos pacientes, que en general viven con escasa información sobre su enfermedad y, por tanto, con poco control sobre cómo mejorarla a lo largo de su vida”, comenta Carolina Aguilar, cofundadora y CEO de INBRAIN Neuroelectronics.

“Los dispositivos bioelectrónicos tienen la capacidad de comunicarse directamente con el sistema nervioso. El registro de las señales nerviosas y su combinación con otro conjunto de datos fisiológicos facilitará una mejor comprensión de las condiciones de la enfermedad y permitirá tratamientos personalizados”, dice Robert Spoelgen, director de Bioelectrónica del Centro de Innovación de Merck. "Estamos convencidos de que los dispositivos bioelectrónicos desempeñarán un papel importante en el futuro panorama terapéutico".

Terapias bioelectrónicas para abordar enfermedades crónicas graves

Las señales nerviosas alteradas ocurren en muchas enfermedades crónicas graves. Las terapias bioelectrónicas tienen como objetivo abordar una amplia gama de enfermedades crónicas mediante el uso de pequeños dispositivos implantables para modular las señales eléctricas que pasan por los nervios de nuestro organismo. Además, se espera que los dispositivos de neuromodulación se vuelvan cada vez más inteligentes como resultado de la lectura, análisis y transmisión de datos en tiempo real (lo que, por otra parte, aumentará su uso de energía) y que se miniaturicen aún más. Estas tendencias están creando importantes desafíos para la gestión de energía en estos dispositivos. Además, ciertas indicaciones tienen requisitos de energía particularmente altos y continuos debido a las características específicas de la enfermedad.

Tecnología de grafeno para reducir el consumo de energía

La mejora de la eficiencia energética de estos dispositivos jugará un papel importante en la superación de este desafío de suministro de energía. El óxido de grafeno reducido (rGO) ofrece interesantes características para reducir significativamente el consumo de energía mientras se mantiene la eficacia de la estimulación. El grafeno, material hecho de átomos de carbono, es el material más fuerte jamás conocido con aproximadamente 100 veces la resistencia de un espesor equivalente de acero. La tecnología de INNERVIA aprovecha las propiedades únicas, que aún se están investigando, de conducción eléctrica y térmica del grafeno. La colaboración Merck-INBRAIN Neuroelectronics tiene como objetivo impulsar el potencial de la tecnología de este material al siguiente nivel en el campo de la bioelectrónica. 

El campo de innovación Bioelectrónica de Merck se suma a la experiencia de la compañía en sus áreas de negocio de Healthcare y Electronics. Este acuerdo de colaboración complementa a la colaboración anunciada recientemente entre Merck, B. Braun y su startup neuroloop GmbH, cuyo objetivo es evaluar la viabilidad de utilizar neuroestimuladores para determinados tratamientos de indicaciones para las cuales existe una gran necesidad médica no cubierta.

Para recibir Publicación de Sanidad Privada en su correo pinche aquí
| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2021 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.