¿Quiere recibir la Publicación de Sanidad Privada en su correo de forma gratuita?
Viernes, 17 de enero de 2014   |  Número 55
el pulso
LOS PSIQUIATRAS TENDRÁN LA OPCIÓN DE DERIVAR A SUS PACIENTES AL CENTRO
Nisa y Casta Salud abren la primera unidad privada de Salud Mental en Valencia
Situada en el Hospital Valencia al Mar

Redacción. Valencia
Hospitales Nisa, empresa líder en servicios de salud en España y la empresa Casta Salud, la primera empresa privada en el sector de los servicios de salud mental en España, se han unido para abrir una Unidad de Salud mental en el Hospital Valencia al Mar. Casta gestiona una planta del centro dedicada específicamente al tratamiento de pacientes con enfermedad mental en régimen hospitalario de corta y media estancia (hasta los seis meses). Casta Salud aporta su personal y metodología, encaminada a lograr la recuperación e inserción social y laboral de las personas con enfermedad mental.

Exterior del hospital.

La privilegiada ubicación del Hospital Nisa Valencia al Mar, cercana tanto a la playa como al centro de la ciudad,  permitirá  la puesta en marcha de talleres y actividades de rehabilitación y recuperación física aprovechando los beneficios del mar, así como programas de reinserción social y laboral en el entorno urbano, objetivo último que persigue el modelo terapéutico de  Casta Salud en todos sus centros.

Tal y como explica el director general de Hospitales Nisa, Joaquín Montenegro, “Nisa se enriquecerá con la experiencia de Casta Salud en este campo mientras que Casta Salud se abrirá campo en las ciudades en que Nisa tiene presencia: Valencia, Castellón, Madrid y Sevilla”.

Por su parte, la directora general de Casta Salud, Olga Ginés, asegura que “la colaboración con una empresa líder en el sector de salud como es Nisa, con la que compartimos valores, va a fortalecer la posición de las dos instituciones y consolidará una oferta basada en la calidad técnica de los servicios y el bienestar de las personas”.

Trabajo multidisciplinar

“El objetivo fundamental que perseguimos en la Unidad es la reinserción social, laboral y comunitaria desde un punto de vista multidisciplinar.  Después del ingreso del paciente, y la entrevista de todos los profesionales, éstos definen su Plan Terapéutico Individualizado marcando unos objetivos claros y comunes que permiten que se trabaje de manera homogénea con el paciente, cada profesional desde su especialidad y dentro de su marco de actuación. Todos ellos persiguiendo el mismo objetivo, solo así se podrá conseguir la eficacia en la intervención. A esto hay que añadir el trabajo con la familia como pilar fundamental para la consecución de los objetivos, dotándoles de herramientas para gestionar la convivencia con su familia en el momento del alta”, asegura Olga Ginés.

Durante el ingreso se realiza tratamiento farmacológico, psicoterapéutico, y terapia ocupacional buscando una estabilización psicopatológica y un aumento progresivo de la autonomía del paciente, de forma que se trabajan habilidades en primer lugar en el contexto del centro y los talleres ocupacionales, posteriormente realizando salidas terapéuticas supervisadas, y finalmente por medio de salidas autónomas.

Cuando se considera que se han alcanzado los objetivos terapéuticos se inicia un plan de prealta con salidas al domicilio, o, en su caso, iniciando el contacto con un recurso alternativo (miniresidencias, pisos tutelados…), y vinculando al paciente con los profesionales de referencia de su área (Centro de Salud Mental, Psiquiatra, etc.). De esta forma, se produce una adaptación progresiva a la vida fuera del centro con el apoyo tanto de los profesionales del centro como los del área correspondiente, lo que permite realizar un alta progresiva con una mejor adaptación.

Apoyo familiar

Uno de los factores de buen pronóstico en la enfermedad mental es el apoyo familiar. Por ello siempre que es posible, se involucra a la familia en el proceso de rehabilitación psicosocial del paciente, y particularmente en este programa de pre-alta, a través de entrevistas que se mantienen desde departamento de psiquiatría, psicología y trabajo social. Con ellos se hace la determinación de objetivos y se les da información sobre la enfermedad de su familiar, herramientas para el mejor manejo y convivencia en casa y apoyo para afrontar este proceso.

Para cada paciente se establecen los talleres y terapias más adecuadas para favorecer la recuperación o adquisición de las habilidades personales y sociales necesarias para el funcionamiento del paciente en la comunidad. “Nuestro trabajo es asegurar el bienestar, la calidad de vida de los pacientes y sus familiares, consiguiendo un mayor grado de autonomía del residente”, explica Olga Ginés.

Según la directora general de Casta Salud “lo más difícil es la desestigmatización de la enfermedad mental en la sociedad. Aun queda muchísimo camino por recorrer, para que la sociedad y las empresas entiendan que en muchos casos, una persona con enfermedad mental puede desempeñar su trabajo de manera normalizada. Esto hace, que a pesar de trabajar la reinserción, a pesar de haber logrado los objetivos, cuando un paciente se va de alta, no encuentre ese continuo terapéutico, que supone el conseguir una verdadera incorporación a la comunidad desde todos los puntos de vista, el personal y el laboral”.

En relación con el contexto de crisis económica aumentan los trastornos adaptativos y ansioso-depresivos relacionados con la situación vital,  así como los intentos de suicidio. Es posible que también se vean afectadas las personas con patologías psiquiátricas graves, tanto por encontrar un mayor estrés en su contexto familiar como por las dificultades de acceso a los recursos asistenciales.

Primera Unidad privada en Valencia

La Unidad ofrece por primera vez en Valencia un dispositivo privado para el tratamiento de la sintomatología aguda y la rehabilitación de pacientes adultos con trastornos mentales graves que requieren una atención en régimen de hospitalización. Tiene como objetivos fundamentales una mayor recuperación que la lograda durante el ingreso en una planta de psiquiatría de un hospital de agudos y llevar a cabo una perfecta rehabilitación psiquiátrica y maximizar su reinserción en el medio del que provenía.

La combinación de oferta pública-privada mejora la cobertura de servicios para los habitantes de la región. Con la apertura de esta unidad hospitalaria los psiquiatras tendrán la opción de derivar a sus pacientes a un centro en la zona y así mantener al paciente cerca de su entorno familiar y favorece su seguimiento en el desarrollo de la enfermedad.
 

 

Para recibir Publicación de Sanidad Privada en su correo pinche aquí
| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2021 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.