¿Quiere recibir la Publicación de Sanidad Privada en su correo de forma gratuita?
Viernes, 18 de octubre de 2013   |  Número 52
tribuna
ISABEL RAMOS DURÁN, DEL SERVICIO DE RADIOTERAPIA DEL HOSPITAL INFANTA LUISA
Nuevas técnicas de radioterapia

La radioterapia es un tratamiento oncológico que emplea radiaciones ionizantes, con carácter curativo o paliativo. Se fundamenta en la destrucción de las células cancerígenas, impidiendo que crezcan o se reproduzcan, afectando lo menos posible a los tejidos sanos que rodean al tumor. El gran avance tecnológico experimentado en las últimas décadas la ha convertido en una de las armas más efectivas contra el cáncer.

Actualmente existe tecnología de última generación como la que ofrece el Acelerador Lineal Elekta Axesse, que permite aplicar técnicas complejas, accesibles prácticamente a cualquier tipo de tumor, independientemente de su tamaño, forma o localización.

Isabel Ramos Durán, del Servicio de Radioterapia del Hospital Infanta Luisa.

Para poder garantizar y trabajar con la precisión submilimétrica que precisan estas nuevas técnicas, Elekta Axesse cuenta con un sistema integrado, que adquiere  imagen volumétrica de calidad TAC. Con la comparación entre esta imagen y la empleada para la planificación del tratamiento, el sistema nos informa de las posibles variaciones en el posicionamiento del paciente, de los órganos internos o de los cambios en el propio tumor. La corrección de estas discrepancias se realiza mediante una mesa robótica HexaPOD capaz de rectificar no sólo desplazamientos en traslación, sino también en rotación, para que la posición del paciente y de la zona a tratar sea la correcta en cada sesión terapéutica. Al ser capaces de detectar los cambios en el  tumor, podemos ir variando los tratamientos, de modo que se adapten a la nueva situación, es decir, se realiza una Radioterapia Adaptativa ART. Esto permite hacer una escala de dosis, mejorando el control tumoral.

Mediante la modulación de la intensidad de los haces de radiación, en técnicas de IMRT y VMAT se consiguen distribuciones de dosis adaptadas a la forma del tumor, lo que permite tratar lesiones muy cercanas e incluso que engloben estructuras sanas que deben quedar protegidas. Algo así como hacer un traje de radiación a medida para cada tumor.

La precisión alcanzada con este sistema permite el tratamiento de lesiones cerebrales malignas o benignas, de pequeño tamaño, con alta dosis en sesión única y sin la utilización de marco cruento atornillado al cráneo, es lo que se conoce como Radiocirugía"“frameless, SRS. Cuando el tamaño o la localización de la lesión no hace posible administrar el tratamiento en sesión única, con la misma técnica se fracciona la dosis (Radioterpaia Estereotáxica Fraccionada).

Tradicionalmente estas técnicas se han aplicado a lesiones cerebrales, pero en el momento actual se han extendido al resto de la geografía corporal. Es decir, se pueden tratar tumores de pulmón, columna vertebral, hígado, páncreas o próstata con el mismo proceder que en la Radioterapia Estereotáxica Fraccionada y/o Radiocirugía:precisión submilimétrica y alta dosis de radiación por sesión. Esta modalidad técnica de tratamiento se conoce como Radioterapia Estereotáxica extracraneal, SBRT.

La adquisición de esta tecnología por parte del Hospital Infanta Luisa lo convierte en Hospital Oncológico de referencia, capaz de ofrecer los tratamientos más avanzados.

 

Para recibir Publicación de Sanidad Privada en su correo pinche aquí
| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2022 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.