Martes, 01 de marzo de 2022   |  Número 144
Olaparib y abiraterona reducen un 34% el riesgo de progresión del cáncer de próstata metastásico resistente a la castración
La combinación fue bien tolerada y permitió a los pacientes mantener su calidad de vida en comparación con los pacientes tratados con abiraterona más placebo
Fred Saad, catedrático y jefe de Urología y director de Oncología Genitourinaria en el Centro Hospitalario de la Universidad de Montreal.

Los resultados positivos del ensayo de fase III PROpel, en el que han participado 43 pacientes de seis centros españoles, indicaron que la administración de olaparib, el medicamento desarrollado y comercializado por AstraZeneca y MSD, en combinación con abiraterona, demostró ofrecer un incremento estadística y clínicamente significativo de la supervivencia libre de progresión radiológica (SLPr), en comparación con tratamiento estándar actual, en el que solo se emplea abiraterona como tratamiento de primera línea para pacientes con cáncer de próstata metastásico resistente a la castración (CPRCm), con o sin mutaciones del gen de reparación por recombinación homóloga (HR). 

Estos resultados se han presentado el 17 de febrero en sesión plenaria en el Simposio sobre Cánceres Genitourinarios de la Sociedad Americana de Oncología Clínica (ASCO GU) de 2022.

El cáncer de próstata es el segundo cáncer más frecuente en pacientes varones, causando aproximadamente 375.000 fallecimientos en 20201en todo el mundo. Los pacientes con cáncer de próstata avanzado tienen un pronóstico especialmente poco favorable y la tasa de supervivencia a cinco años sigue siendo baja. Aproximadamente la mitad de los pacientes con CPRCm recibe sólo una línea de tratamiento activo, con una reducción de los beneficios de las terapias posteriores. Las mutaciones del gen HRR se observan en, aproximadamente, el 20-30% de los pacientes con CPRCm.

Fred Saad, catedrático y jefe de Urología y director de Oncología Genitourinaria en el Centro Hospitalario de la Universidad de Montreal e investigador principal del ensayo, ha declarado: "tengo claro que el pronóstico del cáncer de próstata metastásico resistente a la castración (CPRCm) es poco favorable, y muchos pacientes sólo pueden recibir una línea de tratamiento eficaz. Los resultados del ensayo clínico PROpel, que demostraron que la administración de la combinación retrasó significativamente la progresión de la enfermedad en comparación al uso de abiraterona más placebo durante más de ocho meses, mostraron el potencial de esta combinación para convertirse en una nueva opción de tratamiento estándar en CPRCm si esta terapia se aprueba".

Por otra parte, Susan Galbraith, vicepresidenta Ejecutiva de I+D en Oncología de AstraZeneca, ha afirmado que "esta combinación tiene potencial para ofrecer a los pacientes más tiempo sin progresión de la enfermedad, manteniendo al mismo tiempo su calidad de vida. Los resultados del ensayo clínico PROpel han demostrado ofrecer una mejora clínica significativa en comparación con un tratamiento estándar activo en pacientes con cáncer de próstata metastásico resistente a la castración, independientemente de si tienen o no una mutación del gen de reparación por recombinación homóloga". 

Asimismo, Roy Baynes, vicepresidente Senior y director de Global Clinical Development y  Chief Medical Officer de MSD Research Laboratories, ha indicado que: "los resultados del ensayo clínico PROpel mostraron que la administración de la combinación de olaparib y abiraterone más prednisona redujo el riesgo de progresión de la enfermedad o fallecimiento en un tercio, en comparación con el tratamiento estándar actual como tratamiento de primera línea para pacientes con cáncer de próstata metastásico resistente a la castración, independientemente del estado de sus biomarcadores. Esperamos poder comentar lo antes posible estos importantes resultados con las autoridades sanitarias mundiales y agradecemos a los pacientes, a los cuidadores y a los hospitales e investigadores su participación en este estudio".

En un análisis provisional predefinido, la administración de la combinación redujo el riesgo de progresión de la enfermedad o fallecimiento en un 34% en comparación con el empleo único de abiraterona (basado en un cociente de riesgo [CR] de 0,66 con un intervalo de confianza [IC] del 95%: 0,54-0,81; p<0,0001). La mediana de la supervivencia sin progresión radiológica fue de 24,8 meses para la combinación, en comparación con el 16,6 para el empleo de abiraterona más placebo. 

Los resultados también mostraron una tendencia favorable al incremento de la supervivencia global (SG) de la combinación en comparación con abiraterona más placebo, aunque la diferencia no alcanzó un valor estadísticamente significativo en el momento de este valor de corte de los datos (análisis con un 29% de madurez de los datos). El ensayo seguirá evaluando la supervivencia global como criterio de valoración secundario clave. 

Los datos adicionales de los criterios de valoración de la eficacia - como el tiempo hasta el primer tratamiento posterior (TFST), la segunda supervivencia libre de progresión (PFS2), la tasa de respuesta objetiva (ORR), así como los niveles de antígeno específico de la próstata (PSA) y el recuento de células tumorales circulantes- respaldan aún más el beneficio del tratamiento de la combinación en comparación con abiraterona más placebo en la población general que participó en el ensayo.

La seguridad y la tolerancia del uso de la combinación coincidieron con las observadas en ensayos clínicos anteriores y con los perfiles conocidos de cada medicamento de forma individual. No se observó un aumento de la tasa de interrupción de abiraterona en los pacientes tratados con la combinación, y no se registró un empeoramiento en la calidad de vida en comparación con los pacientes tratados únicamente con abiraterona (cuestionario de Evaluación Funcional del Tratamiento contra el Cáncer de Próstata (FACT-P)). 

Para recibir Publicación de Sanidad Privada en su correo pinche aquí
| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2022 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.