Martes, 19 de mayo de 2020   |  Número 125
Pandemia global, solución local
Por el doctor Josep Ignasi Hornos, presidente de ACES .
Tribuna

Nosotros pertenecemos a una de las generaciones que ha sufrido la pandemia más universal de la historia: la enfermedad Covid-19. Nos encontramos ante una nueva debacle del siglo XXI junto con el 11-S y la crisis del 2008. Todas con un componente común: el miedo.

Hoy en día ya, pero más en un futuro cercano, nuestra preocupación virará rápidamente, si no lo ha hecho ya, de la epidemia o crisis sanitaria a una severa crisis económica.

La pandemia, de entrada, iguala a las naciones: China, USA y la Unión Europea quedaremos igual de afectadas. La recuperación será un calvario para todos. A la realidad de la pandemia se suman tres factores que continuarán permanentes y que facilitan su severidad: la ascendente globalización, el aumento demográfico mundial y la longevidad creciente de nuestra población.

Dado que las pandemias pueden repetirse, la enfermedad Covid-19 ha puesto en evidencia tres puntos críticos:

- Sanidad. Necesidad de una mejora en sus inversiones, gestión,cobertura y equidad.

- Dependencia. Revisión profunda del modelo residencial con incremento de plazas, y mejor vinculación con centros de  primariay sociosanitarios.

- Investigación y producción en temáticas esenciales. Como tejidos especiales para mascarillas y EPI’s, biofarmacia, utillaje y fungible sanitario, impresión 3D… Y además con un profundo análisis del actual modelo de las universidades.

La globalización comporta interdependencia, por ello será imprescindible reflexionar a fondo e intentar tener una producción interna en temáticas esenciales.

La economía española depende excesivamente de los servicios (75 % del PIB y del turismo (12 %). A medio plazo tenemos que implantar medidas para incentivar la reindustrialización de España, potenciar la digitalización, invertir más en I+D+i y conseguir ayudas especiales para sectores estratégicos como la industria, la sanidad, el turismo, el transporte y el comercio.

Pero todo ello con un grave problema: necesitamos un sistema que, imprescindiblemente, sea sostenible. Algo que será muy complicado con una probable deuda pública cercana al 130% del PIB y con una Unión Europea que no será tan solidaria como quisiéramos.La pandemia global requerirásoluciones locales. Después de esta crisis sanitaria el mundo será, es, diferente.

Tendremos que rehacer la economía del país en el marco de una exigente demanda social. Será imprescindible, frente a otros gastos del Estado menos necesarios, priorizar,por una parte,el aumento en el gasto social: sanidad, gente mayor, una más justa sociedad y, por otra parte, recuperar y estimular la actividad económica, la ocupación, la formación y la innovación. La peor medicina contra la crisis es aumentar los impuestos a las empresas y a los autónomos. De ello depende el futuro de nuestro estado del bienestar.

El objetivo primordial es crear más puestos de trabajo y que cierren el mínimo número de empresas (éste es el indicador con el que nos evaluarán financieramente los mercados a largo plazo). Se trata de generar más consumo interior y que la Unión Europea y el mercado internacional nos financie al mejor crédito.

Hoy somos conscientes de la importancia de disponer de sistemas productivos cercanos o internos.Quizás debemos incentivar en nuestro territorio a empresas de este tipo “esenciales”, así como tener mecanismos posibles en leyes de la competencia, incentivos en I+D+i y la cooperación y colaboración privada-pública, que es clave para acelerar la remontada económica. Ejemplos como la oportuna y generosa actuación en la sanidad privada: Grifols, Seat, Inditex, Corporación Mondragón… han sido magníficos exponentes de dicha cooperación y colaboración, más que beneficiosa para todos los ciudadanos.

Para recibir Publicación de Sanidad Privada en su correo pinche aquí
| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2020 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.