Viernes, 14 de junio de 2019   |  Número 115
Premian un estudio de la Clínica IMQ Zorrotzaurre sobre contaminantes emergentes en el ámbito sanitario
Para desarrollar el proyecto se analizaron 34 productos químicos
Nicolás Guerra.

El proyecto “Contaminantes emergentes, ¿y si no esperamos a que estén aquí?”, de la Clínica IMQ Zorrotzaurre, ha sido el ganador en la categoría de empresas e industria de los premios de la Semana Europea de Prevención de Residuos o EWWR (European week for waste reduction). La iniciativa fue además reconocida como mejor práctica del mes de abril de 2019 por parte de esta entidad. El veredicto del jurado se hizo público el pasado 15 de mayo, en una ceremonia de entrega de premios en Bruselas, en la sede del Comité de Regiones de Europa.

La iniciativa de la Clínica IMQ Zorrotzaurre resultó galardonada entre más de 14.347 propuestas de más de 30 países, habiendo valorado el jurado —compuesto por personalidades del sector medioambiental reconocidos a nivel europeo, además de profesionales en el campo de la gestión de residuos— aspectos de visibilidad y comunicación; calidad del contenido; originalidad y ejemplaridad; impacto duradero y evaluación del mismo.

Para desarrollar el proyecto se analizaron 34 productos químicos empleados en los servicios de endoscopias, esterilización, mantenimiento y limpieza, identificando un total de seis sustancias químicas que, por sus características, tienen una mayor probabilidad de ser objeto de regulación en los próximos años. El informe estableció que las seis sustancias identificadas no cuentan con sustitutos que, actualmente, permitan obtener el mismo resultado y que son sustancias de uso habitual en los hospitales europeos.

Tal y como indicó Nicolás Guerra, director de las clínicas IMQ, “se trata de una iniciativa innovadora cuyo objetivo ha sido adelantarse a la aprobación de la nueva normativa regulatoria en el ámbito europeo, sobre el uso, producción y utilización de las diferentes sustancias químicas empleadas en el sector de la sanidad”.

Los contaminantes emergentes “son aquellas sustancias cuyo uso no está claramente reglamentado y sobre las que no existe una evidencia científica validada sobre su seguridad. Su análisis nos ha permitido identificar riesgos potenciales y alternativas viables para la minimización y eliminación de las sustancias con potencial impacto en el medio ambiente y en la salud de los trabajadores”.

El proyecto, que contó con la colaboración de Basque Health Cluster y Aclima, y con el apoyo del programa Elkarlanean de la Diputación Foral de Bizkaia así como con la participación de la consultora Cimas, incluyó también una importante labor de información y sensibilización en diferentes niveles y a distintos colectivos: profesionales sanitarios y empleados, sus familiares y pacientes, con un alcance estimado de más de 12.000 personas.

Además, los responsables de cada servicio (limpieza, mantenimiento, endoscopia y esterilización) según explicó Isabel Urrutia, responsable de Calidad y Seguridad del Paciente de Grupo IMQ, “han interiorizado, gracias a la labor de información y sensibilización, la importancia de conocer los productos que se utilizan actualmente en la clínica y han mostrado una actitud proactiva para evitar la llegada de contaminantes emergentes a través del uso correcto, almacenamiento o reemplazo de productos. Y no solo en la clínica, sino también en sus hogares”.

Tal y como certifica desde 2011 la norma ISO 14001 y, desde 2016, la norma ISO 50001, la Clínica IMQ Zorrotzaurre dispone de un sistema de gestión ambiental plenamente operativo y orientado a un uso eficiente de los recursos y la reducción del riesgo de accidentes medioambientales. En concreto, y dentro de su compromiso con la preservación y cuidado del entorno, la clínica trabaja en acciones reales para favorecer la sostenibilidad medioambiental, con diferentes iniciativas orientadas al ahorro energético, el uso racional y eficiente de los recursos naturales, el reciclaje y la prevención del cambio climático, además de distintas actividades de información y sensibilización.

Semana Europea de la Prevención de Residuos (EWWR)

La Semana Europea de la Prevención de Residuos (EWWR) es una iniciativa cuyo objetivo es promover e implantar durante una semana acciones de sensibilización sobre recursos sostenibles y gestión de residuos. Las acciones que se llevan a cabo en la EWWR se centran en las “3Rs”: reducción de residuos, reutilización de materiales/productos y reciclaje.

Para recibir Publicación de Sanidad Privada en su correo pinche aquí
| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2019 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.