Martes, 16 de marzo de 2021   |  Número 134
Protocolo en MD Anderson Madrid para que los pacientes de trasplante de médula reciban el tratamiento en su centro
El objetivo es que los pacientes tengan que desplazarse lo menos posible y que los cuidados post-trasplante pueda hacerlo el mismo equipo
Antes de este programa, el paciente debía permanecer una media de tres semanas en el centro trasplantador.

MD Anderson Cancer Center Madrid ha elaborado un innovador protocolo asistencial para que pacientes con linfoma o mieloma múltiple que son remitidos desde otro hospital para realizar un trasplante de progenitores hematopoyéticos autólogo (comúnmente llamado trasplante de médula ósea) puedan continuar los cuidados y el tratamiento post-trasplante en su centro y ciudad de origen.

“El objetivo es que los pacientes tengan que desplazarse lo menos posible, que puedan regresar a casa pronto y que los cuidados post-trasplante, así como el seguimiento posterior de su evolución, pueda hacerlo el mismo equipo que lo estaba tratando en su ciudad de origen”, señala el doctor Adolfo de la Fuente, jefe de Servicio de Hematología de MD Anderson Madrid, que subraya la comodidad del paciente como el eje central de todo el proyecto.

Antes de este programa, tras el trasplante, el paciente debía permanecer una media de tres semanas en el centro trasplantador, ya que se suelen dar una serie de “efectos secundarios inherentes al proceso”, que incluyen fiebre, necesidad de antibiótico, o transfusiones de glóbulos rojos y plaquetas, que requieren ser cuidados por un equipo especializado.

Sin embargo, con este nuevo protocolo, el proceso cambia. Una vez hecho el trasplante, “es cuando viene la novedad”, sostiene el doctor. “En vez de quedarse con nosotros entre dos y tres semanas ingresado para manejar esos efectos adversos, lo que hacemos es que, si cumple una serie de criterios necesarios para realizar el proceso de forma segura, la persona regresa a su hospital de origen. Es ahí, cerca de su domicilio y su entorno conocido, donde completa esas dos o tres semanas de soporte y apoyo”.

El protocolo para el tratamiento con altas dosis de quimioterapia y autotrasplante de progenitores hematopoyéticos (trasplante autólogo, es decir, de sus propias células madre) en régimen semiambulante ya está funcionando y, aunque la red de hospitales que participan aún es pequeña, se encuentra en expansión, según explica este experto. “La idea es poder acercar este servicio a un mayor número de pacientes, estableciendo acuerdos y protocolos específicos para cada uno de los centros que se incorpore”.

Aún más sencillo para el mieloma múltiple

En el caso de que se trate de un mieloma múltiple hemos simplificado aún más el proceso, explica el hematólogo. “Podemos realizar el autotrasplante con un único viaje a MD Anderson Madrid”, indica. “En un único ingreso se realiza la movilización, recogida, un breve descanso de 24 a 48 horas, inicio de preparación y acondicionamiento con altas dosis de quimioterapia, e infusión de las células previamente recogidas”.

“De esta manera, se simplifica todo muchísimo. Lo que antes eran varias visitas al centro trasplantador y una estancia de unas 4 semanas, lo hemos convertido en una sola estancia de entre 7 y 10 días, tras los que puede regresar a su centro de origen”, enfatiza el facultativo. “Antes había gente que no llegaba a hacerse el trasplante por todos los problemas que suponía el traslado, por lo que se abre una posibilidad ventajosa para él, su entorno familiar e incluso para su centro de origen, ya que redunda en un beneficio médico con una coordinación más estrecha entre los diferentes centros, reduciendo el riesgo de complicaciones”, concluye De la Fuente.

Para recibir Publicación de Sanidad Privada en su correo pinche aquí
| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2021 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.