¿Quiere recibir la Publicación de Sanidad Privada en su correo de forma gratuita?
Viernes, 14 de marzo de 2014   |  Número 57
el pulso
la intervención se ha desarrollado con éxito
Quirón opera a una niña nicaragüense de dos años de una cardiopatía grave
El problema le fue detectado dentro de una campaña en la que el grupo hospitalario colabora con la Fundación Nuestros Pequeños Hermanos

Redacción. Barcelona
Fundación Quirón, la Fundación Nuestros Pequeños Hermanos y el equipo de cirugía cardiaca infantil del Hospital Universitario Quirón Dexeus han hecho posible la intervención de una niña nicaragüense de dos años, Marialis Guadamuz, de una cardiopatía congénita, un problema en la estructura y funcionamiento del corazón debido a un desarrollo anormal antes de nacer.

La pequeña Marialis, tras la operación.

El caso fue detectado por un grupo de profesionales de Grupo Hospitalario Quirón (GHQ) dentro del programa Ayuda Quirón, desarrollado en Nicaragua con la Fundación Nuestros Pequeños Hermanos el pasado mes de noviembre. La niña vive en la Isla de Ometepe, donde no existe atención especializada, y debido a la complejidad de la operación no era posible realizarla en el país centroamericano. Tras la detección de la enfermedad, los equipos de trabajo de la Fundación Quirón y Nuestros Pequeños Hermanos se pusieron en marcha y Marialis pudo ser operada el día 30 de enero en el Hospital Universitario Quirón Dexeus de Barcelona.

La niña llegó desde Nicaragua en condiciones muy graves. Su cardiopatía es una atresia pulmonar con comunicación interventricular y colateral. Sus pulmones estaban irrigados por  pequeños vasos que estaban en vías de cerrarse espontáneamente. Tenía poca oxigenación en la sangre, lo que le provocaba dificultad respiratoria, fatiga y coloración azulada de la piel. A pesar de ser una cardiopatía muy compleja, el experto equipo del Dr. Abella, director de la Fundación Internacional de Cardiopatías Congénitas de Barcelona (FiCCB) y cardiólogo del Hospital Universitario Quirón Dexeus, decidió intervenir a la paciente: se reconstruyeron sus arterias pulmonares, se cerraron los defectos intracardiacos y se comunicó el corazón con los pulmones a través de un conducto valvulado. La operación tuvo una duración de seis horas y fue todo un éxito: a las doce horas postoperatorias, Marialis estaba respirando espontáneamente, sin ningún tipo de ayuda mecánica y con la saturación (cantidad de oxígeno transportado por la sangre) al 100 por ciento.

Dentro del programa de ayuda al desarrollo de la Fundación Quirón se realizan este tipo de intervenciones. El objetivo es hacer posible la cooperación con entidades locales en los países en vías de desarrollo, en la asistencia sanitaria y en la formación del personal local. En aquellas ocasiones en que se detectan casos en la que las operaciones no se pueden  puedan llevar a cabo en los hospitales locales, comienza un proceso. Cada caso es analizado por un equipo médico y de profesionales de GHQ, en estrecha colaboración con la ONG implicada. Se estudian diferentes opciones y se interviene solo en aquellas ocasiones en  que no se pueda hacer en origen, debido a la inexistencia de medios técnicos, recursos humanos, o bien por situaciones específicas (epidemias, conflictos armados). Por otro lado, este tipo de situaciones que llegan a Fundación Quirón siempre están ligadas a personas con escasos recursos económicos, que de otro modo no podrían acceder a estos tratamientos. Todo el equipo médico y profesional que participa en el proceso lo hace de forma totalmente voluntaria y altruista.

 

Para recibir Publicación de Sanidad Privada en su correo pinche aquí
| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2020 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.