¿Quiere recibir la Publicación de Sanidad Privada en su correo de forma gratuita?
Viernes, 23 de octubre de 2015   |  Número 74
Acceda a nuestra hemeroteca
EL PULSO
PIONERA EN CANARIAS
Quirón Tenerife crea una Unidad de Preservación de la Cadera
Este nuevo servicio atenderá las patologías habituales que afectan a esta articulación en el anciano

Redacción. Tenerife
Quirón Tenerife ha puesto en marcha una Unidad de Preservación de la Cadera, pionera en Canarias, que, además de atender las patologías habituales que afectan a esta articulación en el anciano, abordará el diagnóstico precoz y el tratamiento de las lesiones frecuentes en el adulto joven. 

Ignacio Ríos, traumatólogo de Quirón Tenerife y responsable de este servicio.

“El principal objetivo de este servicio es la prevención, es decir, hacer todo lo posible para evitar la aparición de la artrosis y, con ello, reducir al máximo la necesidad de una prótesis. En los casos en que esta sea inevitable, el equipo que forma parte de esta unidad seleccionará el implante más adecuado para cada tipo de paciente”, subraya el traumatólogo de Quirón Tenerife y responsable de este servicio, Ignacio Ríos.

El cirujano explica que la cadera es una articulación grande, estable y con mucha movilidad, encargada de soportar y trasmitir el peso del tronco a las extremidades inferiores, al tiempo que permite al organismo efectuar los movimientos necesarios para mantener la marcha, pero también para permanecer de pie, sentarse, etc.

Sin embargo, determinadas características anatómicas, sumadas a condiciones externas como la práctica de algunos deportes, sufrir un accidente o, simplemente, el paso de los años, provocan lesiones en ella que causan dolor, problemas de movilidad y desembocan en una artrosis que recomienda implantar una prótesis.

Indica que la patología de cadera más frecuente en el deportista joven es la rotura del labrum, el tejido fibrocartilaginoso que la rodea, que es similar al menisco en la rodilla y cuya función principal es estabilizar y sellar la articulación. Esta lesión es consecuencia del conocido como choque femoroacetabular, que se produce entre la cabeza y cuello del fémur y el acetábulo (cavidad donde este se encaja) como consecuencia de una disposición anatómica o una formación ósea anómalas.

Diagnóstico precoz

“Muchas de estas lesiones labrales están ocultas tras osteopatías de pubis, tendinitis recurrentes de aductores, sacroileitis y tendinitis de glúteo medio, por lo que la mayoría de las veces llegan a la consulta tras años de tratamientos fallidos”, subraya el especialista, para luego destacar que el diagnóstico precoz es clave, no solo porque el choque femoroacetabular es la primera causa de artrosis de la cadera y el motivo más frecuente de dolor en el deportista, sino también porque está demostrado que si se trata a tiempo se  frena el desgaste de la articulación y evita la necesidad de implantar una prótesis.

De hecho, varios estudios científicos han podido confirmar que está detrás de entre el 60 por ciento y el 70 por ciento de las prótesis implantadas.

Cirugía de precisión

El tratamiento quirúrgico de los problemas articulares de cadera ha avanzado de forma considerable. De hecho, no solo se ha logrado adelantar la recuperación de los pacientes, sino que también se ha acelerado su reincorporación a la vida diaria, incluso en el caso de los deportistas de élite.

“La artroscopia es una cirugía de alta precisión que permite que el paciente se pueda ir a casa el mismo día de la intervención”, subraya Ríos. Comenta que esta se hace accediendo a la cadera a través de dos o tres pequeñas incisiones de 1 cm de largo. Por una de ellas se introduce el artroscopio (cámara de 5 milímetros) que permite al cirujano ver en una pantalla de alta definición cómo está la articulación, mientras por los otros dos portales se introduce el material quirúrgico necesario para resolver la patología.

 “Nuestro objetivo es trabajar para impedir lesiones definitivas de cadera, pero es importante también que la población sepa que hay caderas que por su propia constitución no están hechas para determinados deportes”, aclara el traumatólogo.

Aboga por hacer un seguimiento más estrecho a los niños y jóvenes que practican fútbol, artes marciales, ballet y/o gimnasia rítmica e incluir este tipo de exploración en el reconocimiento médico habitual que se hacen cada inicio de temporada. De esta forma, en caso de que sea necesario, se les puede recomendar que cambien a otra actividad física o que estén pendientes para que desde que aparezca el primer síntoma acudan al especialista.

 

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2018 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com