Jueves, 11 de abril de 2019   |  Número 113
Quirónsalud Marbella dispone de un TAC que reduce hasta en un 80% la dosis de radiación sobre el paciente
Adquiere imágenes en menor tiempo, de gran calidad y con bajas dosis de radiación
Hospital Quirónsalud Marbella.

El Hospital Quirónsalud Marbella cuenta con un TAC de última generación que destaca por su rápida adquisición de imágenes a dosis bajas de radiación. Gracias a este equipo de última generación, Quirónsalud Marbella ofrece a sus pacientes la mayor innovación para el diagnóstico y el tratamiento de múltiples patologías. Con una mejor calidad de imagen en menor tiempo, proporciona al paciente exploraciones muy rápidas y reduce hasta en un 80% la dosis de radiación.

Este TAC “adquiere imágenes de gran calidad a muy bajas dosis de radiación, (siendo esto de especial relevancia en pacientes pediátricos y oncológicos), cubriendo todo el espectro de procedimientos: angiografía por CT, coronariografía, colonoscopia y broncoscopia virtual, etc.”, explica el doctor Iván Artero Muñoz, jefe del servicio de Diagnóstico por Imagen del Hospital Quirónsalud Marbella.

Procedimientos pensados por y para el paciente

Este sistema es de especial interés para la realización de estudios en niños y personas claustrofóbicas; “gracias a su rapidez en la adquisición de imágenes, la nulidad de ruidos, la amplitud del equipo, así como su monitor de vídeo de 12 pulgadas, este TAC proporciona a los pacientes una experiencia más agradable disminuyendo la sensación de claustrofobia típica en estos estudios”, continúa el doctor Artero.

Este equipamiento se encuentra en una sala humanizada, con una decoración en techo y pared que recrea un espacio natural al aire libre, lo que “permite al paciente distraerse y evitar el estrés que pueda producirle el estudio”.

Tratamientos y técnicas de este avanzado TAC

Es un equipo de última generación que realiza estudios vasculares de cuerpo entero y detecta lesiones en los vasos del cuello, que son causa de infarto cerebral, dilataciones aneurismáticas de la arteria aorta, estenosis de las arterias renales, que producen hipertensión arterial, o problemas de falta de flujo en las extremidades inferiores que provocan dificultades en la marcha.

Efectúa, además, “estudios cardiológicos con baja radiación, que permitirá diagnosticar enfermedades coronarias hasta con un 80% menos de dosis radioactiva que los sistemas sin esta tecnología, evitando incluso el cateterismo en algunos pacientes”, advierte el especialista.

Por otra parte, el sistema realiza estudios oncológicos, como análisis de nódulos pulmonares o la colonoscopia virtual para obtener imágenes del interior del colon y detectar enfermedades como pólipos intestinales o incluso cáncer.

Colonoscopia virtual

El doctor destaca de este equipamiento la realización de “la colonoscopia virtual, que consiste en la adquisición rápida de imágenes tras insuflar aire en el colon. Esta técnica nos permite explorar el colon sin la introducción del molesto endoscopio, sin sedación, y además nos permite visualizar áreas donde incluso no es posible llegar con el endoscopio”.

Otra de las novedades de la máquina es la posibilidad de realizar estudios de perfusión en órganos como el cerebro, el riñón y el hígado, entre otros. Este TAC puede medir si el flujo de la sangre es correcto después de una cirugía de by-pass o cuando se ha colocado un stent.

El nuevo sistema cuenta también con una avanzada aplicación de software para el estudio del tórax y búsqueda automática de nódulos pulmonares solitarios, además de múltiples herramientas de trabajo que permiten programar las intervenciones quirúrgicas vasculares de una manera más rápida y precisa.

Uso y ventajas del TAC

Los usos del TC son muy amplios y variados, destacando fundamentalmente el diagnóstico de cánceres, enfermedades infecciosas, trastornos musculoesqueléticos y traumatismos. La rapidez con que adquiere las imágenes es una de sus grandes ventajas, siendo por ello una herramienta fundamental en la patología de urgencia.
Entre las ventajas de esta prueba diagnóstica, se encuentran “la rapidez, la sencillez de la técnica y la nitidez de imágenes de huesos, órganos y vasos sanguíneos al mismo tiempo. Además, es una exploración no invasiva y, por supuesto, no provoca dolor”.

El TAC es una excelente herramienta para guiar procedimientos mínimamente invasivos, tales como punciones, biopsias o drenajes en cualquier área del cuerpo, particularmente en los pulmones, el abdomen, la pelvis y los huesos. “Un diagnóstico realizado por medio de esta técnica puede eliminar la necesidad de una cirugía exploratoria y una biopsia quirúrgica”, manifiesta el doctor Iván Artero.

Para recibir Publicación de Sanidad Privada en su correo pinche aquí
| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2019 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.