¿Quiere recibir la Publicación de Sanidad Privada en su correo de forma gratuita?
Viernes, 17 de abril de 2015   |  Número 69
EL PULSO
SEGÚN DOCTORALIA
Raquel Calero Domínguez, del Nisa Sevilla-Aljarafe, segunda psicóloga mejor valorada en España
Calero es licenciada en Psicología por la Universidad de Sevilla y trabaja en los últimos años muy relacionada con el afrontamiento de las enfermedades

Redacción. Sevilla
Raquel Calero Domínguez trabaja en Hospital Nisa Sevilla-Aljarafe como psicóloga general sanitaria atendiendo a adolescentes y adultos en psicoterapia, y en particular como psico-oncóloga dentro de la Unidad de Patología Mamaria. Licenciada en Psicología por la Universidad de Sevilla, trabaja en los últimos años muy relacionada con el afrontamiento de las enfermedades.

Raquel Calero Domínguez.

Entre otras muchas cosas, coordina con el apoyo de la Fundación Hospitales Nisa los 'Encuentros de pacientes oncológico' en el hospital sevillano para enseñarles a afrontar el día a día una vez finalizado el tratamiento y a vencer el miedo.

“El objetivo general de los encuentros es facilitar el autoconocimiento de uno mismo, dando claves para el afrontamiento y adaptación al día a día cotidiano tras el impacto de la enfermedad oncológica y sus tratamientos”, explica Raquel Calero.

Los encuentros duran cuatro días y se imparten una vez por semana durante una hora y media. “Una vez concluidos los tratamiento oncológicos la persona hace balance del impacto que ha producido la enfermedad en su vida en general y en particular en la vida familiar, de pareja, laboral y el ajuste de roles. Todo esto puede generar agotamiento emocional, desorientación y ansiedad en la persona que pasa por ese trance”.

En este sentido, y según aclara Raquel Calero, las expectativas que se depositan sobre las personas que han superado la enfermedad pueden provocar un gran estrés y la sensación de desubicación en el entorno social y familiar.

Por otra parte, los cambios que se plantean a nivel de identidad y proyectos futuros suelen ser motivo frecuente de acudir a la consulta de un especialista en psico-oncología.

Otra de las situaciones con las que se encuentra el paciente de cáncer tras concluir el tratamiento, y que pretende suavizar los encuentros con pacientes, son los efectos secundarios que limitan la capacidad del paciente para afrontar sus tareas cotidianas y cuando estos acaban. Además, el paciente se encuentra con que ningún sanitario, una vez finalizados los tratamientos, garantiza que la enfermedad no vaya a reproducirse, aunque siempre facilita porcentajes de probabilidad.

“La enfermedad oncológica”, concluye Raquel Calero, “nos desajusta emocionalmente seamos pacientes, familiares o amigos de la persona que la padece”.

 

Para recibir Publicación de Sanidad Privada en su correo pinche aquí
| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2022 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.