¿Quiere recibir la Publicación de Sanidad Privada en su correo de forma gratuita?
Viernes, 24 de febrero de 2012   |  Número 25
el pulso
OFRECE MAYOR SEGURIDAD Y MEJORES RESULTADOS
Sanitas Hospitales introduce una tecnología pionera en cirugía de catarata
Ha adquirido un láser de femtosegundo de última generación

Redacción. Madrid
Sanitas Hospitales ha incorporado una tecnología pionera en la cirugía de catarata con la adquisición de un láser de femtosegundo de última generación. Esta tecnología es más segura, precisa y eficaz porque a diferencia de las técnicas utilizadas hasta ahora, permite automatizar el procedimiento y operar a ojo cerrado en gran parte de la operación, lo que repercute en mejores resultados visuales, menor riesgo de complicaciones y una recuperación más rápida para el paciente.

El láser de femtosegundo se ha instalado en el Hospital Sanitas La Zarzuela.

Con una inversión de más de medio millón de euros, esta plataforma quirúrgica estará ubicada en el Hospital Sanitas La Zarzuela que se convierte en el primer hospital de la Comunidad de Madrid en incorporar esta tecnología www.cirugialasercatarata.es. El nuevo equipo aumenta la cartera de servicios de Oftalmología de los hospitales de Sanitas que realizan cirugía de catarata a más de 1.000 pacientes al año.

Además, con la incorporación de esta tecnología, el Hospital Sanitas La Zarzuela se convierte en Centro Europeo de Formación y Excelencia en cirugía de cristalino asistida por láser. Esto supone que es el primer hospital a nivel mundial en formar a profesionales en esta tecnología. Oftalmólogos de todo el mundo podrán adquirir los conocimientos y experiencia necesarios en uno de los avances más importantes en cirugía de catarata desde hace décadas.

Revoluciona la cirugía de catarata

El profesor Zato, jefe del servicio de Oftalmología del Hospital Sanitas La Zarzuela, explica que “una de las principales ventajas del láser de femtosegundo es que permite diseñar y programar para cada cirugía las maniobras quirúrgicas más delicadas gracias a la visión en tres dimensiones de las estructuras internas del ojo”. Hasta ahora, la operación se realizaba de manera manual desde la incisión en la córnea hasta la fragmentación del cristalino, “ahora es el ordenador el que guía al cirujano en tiempo real sustituyendo al clásico bisturí. Una automatización que se traduce en mayor precisión y seguridad para el paciente” puntualiza el profesor Zato.

Otra gran diferencia con respecto a la cirugía convencional es que se pueden realizar las primeras fases de la operación con el ojo cerrado. “Con la técnica manual se realizan cortes e incisiones en los tejidos, mientras que con el láser de femtosegundo se puede trabajar a ojo cerrado en la estructura interna. De esta manera, se reducen los riegos de infección al evitar el contacto con el exterior” argumenta el profesor Zato.

El láser minimiza otras posibles complicaciones como manchas en la visión debido a que la lente no se coloque correctamente o la aparición de astigmatismo derivado de las incisiones. “Asimismo, el láser evita los casos de pérdida de transparencia de la córnea asociados a las técnicas convencionales por ultrasonidos y que, en casos muy extremos, pueden derivar en trasplantes de córnea” añade el profesor Zato.

El paciente también se beneficia de una intervención indolora, una recuperación más rápida así como una optimización de los resultados visuales finales. En esta línea, la regularidad en las incisiones y la colocación más precisa de la lente, consiguen más exactitud en el resultado refractivo final, es decir, reducen las posibilidades de que el paciente tenga que usar después gafas.

El láser adquirido por Sanitas Hospitales es el primero de estas características ya operativo a nivel mundial. Se trata del modelo Victus de la firma Technolas-Bauch + Lomb, un equipo de última generación que destaca por su versatilidad. Además de cirugía de catarata, el equipo permite realizar procedimientos quirúrgicos en córnea para tratar otras afecciones frecuentes de la vista como el trasplante de córnea, el astigmatismo, la presbicia, vista cansada, así como otros tratamientos terapéuticos.

Más de 20 millones de personas afectadas en España

La enfermedad de catarata corresponde a la opacificación del cristalino. En condiciones normales, el cristalino es transparente, los rayos del sol pasan a través suyo y se enfocan en la retina con la ayuda de la córnea, consiguiendo así una imagen nítida. Si el cristalino se vuelve opaco, normalmente debido a la edad, los rayos de luz no pasan correctamente al interior del ojo, dando lugar a una imagen borrosa. Hasta ahora, el único tratamiento curativo, es el quirúrgico, que consiste en el reemplazo del cristalino opaco por una lente intraocular.

El envejecimiento de la población y la mayor esperanza de vida han provocado un aumento de la prevalencia de cataratas que afecta a una amplia y creciente proporción de la población. “Para entender las dimensiones de esta enfermedad, basta decir que es la mayor causa de ceguera en el mundo y la cirugía de catarata la operación más frecuente” apunta el profesor Zato.

Según datos del último Congreso de la Sociedad de Cirugía Ocular, en España afecta a más del 47% de la población, unos 20 millones de personas. Concretamente, su prevalencia es del 50% entre los 65 y 74 años, y del 70% por encima de los 75 años.

 

Para recibir Publicación de Sanidad Privada en su correo pinche aquí
| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2021 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.