¿Quiere recibir la Publicación de Sanidad Privada en su correo de forma gratuita?
Jueves, 11 de octubre de 2012   |  Número 38
EL PULSO
A PARTIR DE LA INFILTRACIÓN DE PLASMA DEL PROPIO PACIENTE
Sanitas introduce terapias regenerativas con factores de crecimiento en Dermatología
Sus aplicaciones terapéuticas se centran en úlceras cutáneas, problemas de cicatrización o quemaduras

Redacción. Madrid
Sanitas Hospitales ha extendido al campo de la Dermatología la aplicación de terapias regenerativas, que ya aplicaba con éxito desde 2004 en Traumatología y Cirugía Ortopédica. Las terapias regenerativas se basan en la infiltración de plaquetas o de células madre adultas que permiten tratar de forma más eficaz y menos invasiva enfermedades de alta incidencia como la artrosis así como lesiones musculares y articulares.

Hospital Sanitas La Moraleja.

Sanitas Hospitales incorpora así la denominada bioestimulación cutánea con factores de crecimiento plaquetar. Esta técnica consiste en infiltrar en la zona dañada, una concentración de factores de crecimiento o plasma rico en plaquetas, que anteriormente han sido extraídas al propio paciente. Las plaquetas liberan los factores de crecimiento que se encargan de estimular la regeneración celular y producir nuevo tejido.

La principal aplicación terapéutica es la curación de úlceras cutáneas. “En un primer momento comenzamos con úlceras en la piel que no respondían a tratamientos convencionales o en úlceras de larga evolución, con muy buenos resultados”, explica la Dra. Cristina Villegas, jefa del servicio de Dermatología del Hospital Sanitas La Moraleja. También es eficaz en otras lesiones de la piel como quemaduras “pero su potencial es muy amplio y se están estudiando aplicaciones en otros procesos como en casos de alopecia”, añade la Dra. Villegas.

El efecto reparador de los factores de crecimiento se aprovecha también con fines estéticos para rejuvenecer la piel, especialmente para cara y cuello. “Los pacientes notan una mejoría en la calidad de la piel, que sienten más luminosa, hidratada y compacta” comenta la Dra. Villegas. Para comprobar los resultados, se realiza una ecografía antes y después del tratamiento con la que se evidencian cambios en la calidad de la piel, disminución de las arrugas así como cambios en la densidad cutánea.

Medicina regenerativa, alternativa en auge en Traumatología

Sanitas Hospitales utiliza infiltraciones con factores de crecimiento plaquetario en Traumatología desde el año 2004. Junto a los factores de crecimiento, otra técnica regenerativa que se ha ido incorporando progresivamente, es la infiltración de células madre adultas.

Ambas técnicas promueven la regeneración de tejidos y, entre sus ventajas, permiten recuperaciones más rápidas; evitan o retrasan la colocación de prótesis; tienen efecto analgésico y curan dolencias que no responden a terapias tradicionales. Además, al tratarse de sustancias autólogas, extraídas del propio paciente, se minimiza el riesgo de rechazo.

El tratamiento con factores de crecimiento se realiza de forma totalmente ambulatoria. “Basta con extraer la sangre, centrifugar la misma e inyectar la solución. El tratamiento completo consta de una media de tres infiltraciones con intervalos de una a dos semanas. Tras la infiltración, el paciente puede hacer vida normal guardando un reposo de 24 a 48 horas de actividad deportiva o esfuerzos intensos” explica el Dr. José Palacios, jefe del servicio de Traumatología del Hospital Sanitas La Zarzuela. Destaca el uso de concentrados ricos en plaquetas en lesiones de partes blandas como tendinitis, esguinces, desgarros o roturas musculares así como en la reparación de lesiones tendinosas como las que afectan al tendón de Aquiles o el tendón Rotuliano. Otro de los grandes beneficios se obtiene en la artrosis, ya que frenan su progresión y pueden evitar pasar por quirófano para colocar una prótesis.

Tratamiento con Células Madre Adultas

Por su parte las Células Madre Adultas, “son más activas que los factores de crecimiento. Sin embargo su proceso de extracción es bastante más complejo. Se encuentran en una serie de fuentes o nichos del esqueleto. El más habitual es la pelvis. Con unas agujas especiales se pincha en dicha zona, se extraen y se aplican directamente en la lesión” apunta el Dr. Palacios. Dado que su extracción es más compleja, los concentrados de células madre adultas se utilizan fundamentalmente en la necrosis ósea o muerte del hueso causada por una interrupción en el suministro de sangre; en fracturas no consolidadas y también en artrosis.

“Depende del grado de la lesión, de la zona y de las características de los tejidos pero, en general, las indicaciones de factores de crecimiento y células madre se solapan. Evidentemente serían más eficaces los concentrados de células porque contienen la totalidad de factores de crecimiento, mientras que los concentrados de plaquetas sólo contiene parte de ellos. Pero la dificultad de obtención y mayor coste hace que se emplee en menor cantidad de casos” puntualiza el Dr. Palacios.

Para recibir Publicación de Sanidad Privada en su correo pinche aquí
| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2021 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.