¿Quiere recibir la Publicación de Sanidad Privada en su correo de forma gratuita?
Viernes, 23 de enero de 2015   |  Número 66
sanidad al día
cuenta con una veintena de vacunas en su portfolio
Sanofi Pasteur MSD reafirma su compromiso con la salud en su 20º aniversario
Apuesta por la formación continuada del profesional sanitario en materia de prevención, así como su colaboración en campañas de concienciación desarrolladas por sociedades científicas, instituciones sanitarias y  asociaciones de pacientes

Redacción. Madrid
Sanofi Pasteur MSD celebró el pasado de 2 de diciembre su 20º aniversario haciendo un repaso de estas dos décadas de servicio a la sociedad y compromiso con la salud pública.  Por este motivo, reunió a científicos, profesionales sanitarios, autoridades sanitarias y periodistas en el acto conmemorativo “De las vacunas del siglo XXI a las vacunas del futuro”. El encuentro celebrado en la sede Sanofi Pasteur MSD, situada en Madrid, recordó el valor de las vacunas, destacó los principales avances en prevención del siglo XXI y abrió el debate sobre las vacunas del futuro.

Ricardo Brage, director general de Sanofi Pasteur MSD.

Sanofi Pasteur MSD es la única compañía dedicada en exclusiva a la prevención y a las vacunas. En gran medida, esta especialización explica su liderazgo en materia de prevención, así como su máximo compromiso con la protección de la salud de las personas. En este sentido, Ricardo Brage, director general de Sanofi Pasteur MSD, ha destacado que “cada acto de vacunación representa un acto de responsabilidad individual y colectiva, así como la oportunidad de proteger a un niño y/o adulto frente a una enfermedad infecciosa evitable y sus consecuencias sobre la salud”. En la actualidad, la compañía cuenta con el más amplio y completo  portfolio de vacunas. Dispone de 20 vacunas que protegen frente a 23 enfermedades infecciosas a lo largo de todas las etapas de la vida: desde lactantes hasta mayores.

La vacunación está considerada una de las medidas de salud pública más eficaces para reducir la mortalidad y la expansión de las enfermedades infecciosas, “por lo que contribuir a ello es el mayor logro alcanzado por la compañía en estos primeros 20 años”, ha afirmado Brage. Gracias a los programas de inmunización se han evitado entre 2 y 3 millones de muertes cada año.

Para Julián García Vargas, exministro de Sanidad y Consumo de España, “la prevención debería considerarse un derecho fundamental para el individuo y la comunidad por las muertes y minusvalías que evita”. En materia de prevención infantil, García Vargas sostiene que “todo sistema sanitario moderno debe contar con programas de vacunación en la infancia claros, obligatorios, comprensibles y de igual acceso para todos”.

Compromiso con la investigación y la salud

Con cuatro nuevas vacunas previstas para los próximos tres años, Sanofi Pasteur MSDrefuerza su compromiso futuro con la mejora de la calidad de vida de la sociedada través del fomento de la investigación.

En palabras de Ricardo Brage, “todos nuestros proyectos persiguen la mejora de la calidad de vida de las personas, de forma que fomentemos su autonomía y el poder llevar una vida sana y activa durante más años”. Continua señalando que “aumentar la calidad de vida de las personas, impacta positivamente en el desarrollo de la sociedad, al incrementar la productividad y reducir el gasto sanitarios, entre otros aspectos”.

Para Julián García Vargas, “la vacunación es una inversión económica con un valor social incalculable. Hoy todos los expertos y las autoridades sanitarias resaltan que las vacunas son el instrumento más efectivo de salud pública, que logra prevenir enfermedades de potencial expansión a grandes colectivos con un coste económico muy bajo”.

Por lo tanto, las vacunas se revelan como medida coste-efectiva y como palanca eficaz para lograr la sostenibilidad del sistema sanitario. En términos generales, por cada euro invertido en vacunas se ahorran entre 4 ó 5 euros de costes directos, cifra que aumenta si sumamos los costes indirectos derivados de bajas laborales, pérdida de productividad y discapacidad, reducción de la gravedad de las enfermedades, así como de sus complicaciones.

De las vacunas del siglo XXI a las vacunas del futuro

La prevención frente a enfermedades prevenibles mediante una inmunización adecuada es un proceso que dura toda la vida. Si bien la vacunación en la infancia está más arraigada y goza de altas coberturas en España, la prevención entre la población adulta es una tarea pendiente. “En la actualidad, la población es consciente de la necesidad dela vacunación infantil, pero a medida que nos hacemos mayores olvidamos que tenemos que seguir previniendo enfermedades infecciosas y para ello revisar nuestro calendario Vacunal”, comenta el doctor Ángel Gil de Miguel, catedrático de Medicina Preventiva y Salud Pública en la Universidad Rey Juan Carlos.

La correcta prevención de la población a lo largo de la vida permite evitar la enfermedad, la discapacidad, al mismo tiempo que contribuye a lograr un envejecimiento activo y saludable, factor crítico en una sociedad cada vez más envejecida como la actual. En el contexto de una Europa envejecida, los gobiernos se ven obligados a centrar la atención en la prevención del adulto para mantener a esta población sana.

Ejemplo de ello es la reciente puesta a disposición de la población española de una nueva vacuna para prevenir el Herpes Zóster (HZ) y la Neuralgia Post-Herpética, enfermedad que afecta a 1 de cada 4 personas, siendo la edad el principal factor de riesgo.

Las expectativas frente al desarrollo de nuevas vacunas han ido tomando cuerpo, fijándose como objetivo enfermedades transmisibles tales como el VIH/SIDA, el dengue, el ébola, la malaria o la tuberculosis. La innovación en este sector crece gracias a los avances en inmunología, genética molecular y biología, que están haciendo posible una nueva generación de vacunas para afrontar enfermedades como el cáncer, patologías neurodegenerativas o incluso adicciones.

Según el doctor Gil de Miguel, “las vacunas que se encuentran actualmente en fase de experimentación supondrán en el futuro un cambio sustancial para el mundo de la vacunología y de la salud pública. En este sentido, existen nuevas estrategias en la formulación de vacunas, tales como la microencapsulación. Con esta tecnología es posible liberar antígenos vacunales con una cadencia de liberación superponible a los actuales calendarios de vacunación, evitando las inyecciones de refuerzo y las visitas médicas. Otratécnica sería la de los adyuvantes inmunes, sustancias que se incorporan a las vacunas para acelerar la respuesta inmunológica”.

Ante este escenario, se puede asegurar que “tenemos un futuro prometedor por delante en el que la vacunología va a jugar un papel primordial”, afirma el profesor Ángel Gil. Por su parte, Ricardo Brage señala la intensa e incansable labor que se está realizando para seguir ampliando el porfolio de vacunas, facilitando nuevas vías de administración y desarrollandonuevas fórmulas que permitan una mayor protección a lo largo de todas las etapas de la vida.

 

Para recibir Publicación de Sanidad Privada en su correo pinche aquí
| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2019 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.