Lunes, 20 de enero de 2020   |  Número 121
Tenacidad y Tesón, dos valores en alza
Editorial

Es llamativo que cuando se habla de valores siempre hay algunos que están en la mente de todos, honestidad, transparencia, creatividad, innovación, y así hasta un largo etcétera, pero en pocas ocasiones se habla de la tenacidad, la perseverancia, la constancia y el tesón como elementos claves de éxito no solo en el contexto personal sino también y muy especialmente en el de las organizaciones.

Vivimos en un tiempo donde la inmediatez y lo efímero se han asentado de una forma abrumadora. En este año que acabamos de arrancar la Fundación IDIS cumplirá sus primeros diez años y celebraremos por lo tanto su décimo aniversario. Una de las características y valores que sin duda se le puede achacar, además de otros, es el de la perseverancia y la constancia no solo en sus actuaciones sino a la hora de plantear objetivos y estrategias derivadas de su primordial objeto fundacional: contribuir a poner en valor la ingente aportación de valor del sistema sanitario de titularidad privada y a defenderlo con rigor, transparencia y honestidad teniendo en cuenta a todos los stakeholders o grupos de interés.

La reputación es una cualidad muy complicada de adquirir, pero una vez se consigue sin duda es un elemento de primer nivel en cuanto a valor per se ya que se traduce en credibilidad y confianza asentadas en una conducta responsable, respetuosa y previsible, un comportamiento que se fragua en base al respeto a los demás y en base a la búsqueda de sinergias y complementariedades en todos los órdenes, especialmente en los tiempos que vivimos en los que el trabajo en red, la cultura colaborativa y el trabajo en formato matricial y equipos multidisciplinares es la norma.

Dejamos atrás un ejercicio 2019 pleno de incertidumbre en lo político, en lo económico, en lo laboral y en lo social y arrancamos este 2020 en las mismas condiciones, un comienzo de década que pocos tienen claro hacia qué derroteros y metas nos puede llevar. Esto de por sí cuando menos no es muy halagüeño una vez que todo escenario de imprevisibilidad y duda genera desconfianza, ralentiza e incluso ahuyenta las inversiones, tiende a frenar el crecimiento económico y perjudica al empleo y, por lo tanto, al consumo. La sanidad no es una excepción dentro de esta marejada de acontecimientos internacionales y nacionales que estamos presenciando y es por ello por lo que la búsqueda de sinergias y la utilización de todos los recursos disponibles se hace especialmente necesario.

Por otro lado, el cambio de modelo social y demográfico, además del incremento exponencial de la tecnología y la innovación junto a otros factores de índole cultural, ponen el acento en la necesidad de prever, analizar, reflexionar e interponer planes estratégicos y medidas que consigan transformar lo que son grandes oportunidades en motivos de liderazgo y de desarrollo para nuestro país.

Desde la Fundación IDIS vamos a impulsar el diálogo, la innovación, la calidad y la búsqueda de sinergias. Queremos reforzar nuestra línea de generar y aportar datos objetivos mediante estudios e informes que incorporarán novedades relevantes y otros que serán absolutamente novedosos relacionados con las tendencias más innovadoras y vanguardistas. Además insistiremos en la promoción e impulso de la mejora continua de la calidad a través de la acreditación QH (Quality Healthcare) y de la percepción y experiencia de paciente en su tránsito por el sistema privado de salud (patient journey) en cuatro en procesos concretos (Diabetes, Traumatología, Oncología, Enfermedades Respiratorias y Embarazo y Parto). No en vano el paciente y el profesional sanitario constituyen la piedra angular sobre la que se cimienta toda la estructura sanitaria de nuestro país.

Pero esto no va a ser lo único, esta tarea de análisis y estudio no es incompatible con la de generar grupos de trabajo multidisciplinares, comisiones que debatan, planteen e impulsen iniciativas relacionadas con aspectos tan relevantes como la digitalización, la innovación o la cooperación privada-pública. Sin duda que dentro de ese espíritu colaborativo y de código abierto antes expresado, de su trabajo y reflexiones, vamos a obtener el fruto en forma de proyectos y estrategias que promuevan la necesaria transformación de nuestro sistema teniendo en cuenta a todos los agentes implicados.

No podemos obviar al ciudadano en este 2020 y por ello la Fundación IDIS pretende establecer una comunicación directa, abierta y efectiva no solo con la sociedad en su conjunto, sino con el paciente y su entorno en particular; de hecho, las asociaciones de pacientes, el movimiento asociativo que gira a su alrededor, los profesionales y los propios medios de comunicación generales y especializados, en sus diferentes formatos, van a ser motivo de especial atención por parte de la Fundación.

Una pincelada final relacionada con el carácter integrador de la institución, la promoción y defensa del emprendimiento privado en sanidad pasa por orquestar una estrategia que se asiente en la búsqueda constante y tenaz de sinergias con todas aquellas organizaciones, empresas e instituciones que tengan entre sus objetivos el desarrollo y mejora de nuestro sistema sanitario en su conjunto estableciendo para ello las estrategias, prioridades, recursos y esfuerzos que sea necesario para alcanzar los mejores resultados en beneficio del paciente y con la concurrencia imprescindible de los profesionales sanitarios y su extraordinaria labor. Desde la Fundación IDIS pensamos que solo mediante una visión colaborativa e integradora es como seremos capaces de afrontar un futuro prometedor no exento de riesgos, grandes retos y complejidad.

Para recibir Publicación de Sanidad Privada en su correo pinche aquí
| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2020 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.