Viernes, 14 de junio de 2019   |  Número 115
Tómalo en cuenta
Por Ángela Milla, directora de Salud de AXA España.
Tribuna

¿Saben los pacientes y sus familiares o cuidadores la importancia de cumplir con los tratamientos tal y como se prescriben? Desde mi punto de vista no. Ya en 2003, la Organización Mundial de la Salud (OMS) definió el término adherencia como “el grado en el que la conducta de un paciente, en relación con la toma de medicamentos, seguimiento de dieta o modificación de hábitos, se corresponde con las recomendaciones acordadas con el profesional sanitario”. Y, lo cierto es que esta falta de adherencia ya está definida como “un problema mundial de gran magnitud” y, por ello, hay que conocer las consecuencias que este hecho puede tener.

Bajo el nombre de ‘Tómalo en cuenta’, la Fundación AXA y La Sexta hemos iniciado una campaña a través de Constantes y Vitales que quiere concienciar a la sociedad sobre un grave problema que se está produciendo en la salud pública ante el escaso cumplimiento de los tratamientos.

El objetivo es mejorar la comunicación y la información buscando, en este sentido, potenciar y lograr un grado de confianza en el profesional sanitario y el paciente. De esta forma, podrán llevar un buen tratamiento, con una adherencia que se extienda desde el inicio del mismo hasta el final. Porque si es importante administrar el tratamiento correctamente es igualmente importante mantener el tiempo del mismo.

Una campaña en la que los profesionales de atención primaria, hospitales y farmacias  son fundamentales ya que son los que facilitan herramientas que aportan confianza, claridad y cercanía a la hora de comunicar a sus pacientes el mensaje: seguir de manera estricta las pautas indicadas por el profesional sanitario más allá del propio tratamiento.

A la hora de hablar de adherencia a los tratamientos de los diferentes pacientes, es necesario incidir en que solo la acción coordinada de estos con los profesionales sanitarios supone un camino de mejora. De esta forma, se obtendrán resultados más satisfactorios si el paciente entiende la enfermedad y comparte lo prescrito, porque será aún más consciente de la importancia de cumplirlo.

Según lo concluido en el primer estudio nacional sobre adherencia al tratamiento en patologías crónicas elaborado por el Grupo OAT (Observatorio de la Adherencia al Tratamiento), el perfil tipo de la persona “no adherente” correspondería a las siguientes características: menor de 50 años, que vive solo o con cuidador no familiar, fumador, sin actividad física ni disciplina nutricional y con algún proceso crónico.

La falta de adherencia se debe principalmente en la inexistencia de rutinas. Los pacientes son poco constantes, no quieren seguir el tratamiento o, simplemente, se olvidan de ello. Tomarse un medicamento para una enfermedad diagnosticada es algo crucial, lo que determinará su posterior evolución, y no realizarlo dentro de una rutina, como recomiendan los expertos, de la misma forma que se realizan otras, es un error que compromete la efectividad de los tratamientos, pues esta efectividad solo es comprobable cuando el tratamiento se ha finalizado en los plazos y en la forma correcta. Y además de un problema de salud, la inexistencia de adherencia genera un aumento de los costes sanitarios, especialmente cuando por esto se provoca una recaída.

Y aunque no existe una fórmula mágica que asegure el cumplimiento, es imprescindible adaptar la intervención al paciente individual y, cuando sea necesario, combinar varias acciones para optimizarla. Porque el coste de no realizar estos tratamientos de la manera en que han sido prescritos es enorme, tanto desde un punto de vista económico como, principalmente, en la salud de los pacientes.

Para recibir Publicación de Sanidad Privada en su correo pinche aquí
| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2019 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.