¿Quiere recibir la Publicación de Sanidad Privada en su correo de forma gratuita?
Viernes, 18 de mayo de 2018   |  Número 103
Acceda a nuestra hemeroteca
Jornada "Digitalización en innovación biomédica en centros privados"
Transformación digital e integración de nuevas tecnologías, claves en la mejora de los resultados de salud
Deben ayudar a implementar el acceso, la eficiencia, la eficacia y calidad de los procesos clínicos y de gestión

Nuestra sociedad se ve abocada a un envejecimiento progresivo debido al cambio sociodemográfico al que asistimos, a un incremento de las enfermedades crónicas y a un acceso creciente de la población a innovaciones tecnológicas que hacen necesario un cambio en la visión y proyección del perfil de nuestro sistema sanitario y también del de aquellos que lo determinan, gestionan o gobiernan.

Juan Abarca Cidón, Jordi Martí, Luis Mayero, Margarita Alfonsel y Humberto Arnés.

Juan Abarca Cidón, Jordi Martí, Luis Mayero, Margarita Alfonsel y Humberto Arnés.

En este sentido, el informe “La transformación digital del sector salud” publicado por la Sociedad Española de Informática de la Salud (SEIS) junto a AMETIC y FENIN, señala que es necesario llevar a cabo una serie de medidas y recomendaciones con acciones específicas que enfaticen la necesaria digitalización de nuestro sistema sanitario, fundamentalmente porque puede contribuir de forma notable a su necesaria solvencia y sostenibilidad. “Definir una estrategia global de salud digital es un reto que debe tener una presencia destacada en la agenda política. Esta estrategia requiere, asimismo, de un contexto integrador que incorpore el potencial de todos los agentes implicados en aras de lograr un liderazgo transformador en beneficio de todos. Sin duda, la transformación digital y la integración de los sistemas tecnológicos es clave para optimizar la calidad, eficacia, eficiencia y efectividad de los sistemas sanitarios y contribuye además a la mejora continua de la calidad de los mismos”. Así lo ha manifestado Luis Mayero, presidente del Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (Fundación IDIS), durante la inauguración de la jornada “Digitalización en innovación biomédica en centros privados”, que ha reunido a profesionales y gestores sanitarios, miembros de asociaciones de pacientes, representantes de aseguradoras médicas, del sector farmacéutico, biotecnológico y de la tecnología sanitaria, entre otros, en el Hospital Universitario HM Sanchinarro de Madrid. El encuentro ha sido organizado por la Fundación IDIS, junto con Farmaindustria, FENIN (Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria) y ASEBIO (Asociación Española de Bioempresas).

Actualmente, el paciente no es el eje sobre el que pivotan los servicios que ofrecen los diferentes Sistemas de Salud, una vez que encuentra abundantes obstáculos para poder ejercer sus derechos contemplados en la Ley de Autonomía del Paciente, entre otras normativas y regulaciones. También existen problemas para profesionales y organizaciones, ya que los médicos acceden a la información clínica de sus pacientes sin garantías de que esté completa, contrastada y actualizada. Y, por otro lado, existe una cierta carencia de conexión y consenso entre todos los agentes que desarrollan su actividad en el ámbito de la salud para alcanzar un modelo accesible, óptimo y común. En cierto modo, todos estos problemas tendrían solución con una transformación digital que contara con sistemas digitales interoperables de historia clínica digital, de receta electrónica, de asistencia, monitorización y seguimiento a distancia basados en una práctica clínica cooperacional (donde se evalúan todos los informes realizados por cualquier profesional). Está comprobado, además, que estos sistemas mejoran la eficiencia de los procesos asistenciales, ya que se incrementa la calidad de la atención al contar con información más completa y contrastada con pacientes.

El director general de la Fundación IDIS, Manuel Vilches, considera que “un liderazgo transformador en materia de innovación digital es fundamental y dicho liderazgo debe ser taxativo y patente mediante la elaboración de agendas y planes estratégicos que involucren a todos, buscando las necesarias sinergias y complementariedades en beneficio del bien común. Sin una visión de futuro holística, acertada y proactiva y una aceptación de la realidad que nos ofrece la ciencia y el conocimiento científico difícilmente lograremos poner a nuestro país a la cabeza de la innovación en materia sanitaria”.

En cierto modo, la transformación digital se va haciendo su espacio y el campo de la innovación biomédica no es ajeno a ella; más bien al contrario, está liderando el cambio, permitiendo avances -como los modelos de interoperabilidad o la receta médica electrónica entre otros-  y asumiendo retos, como es el caso de la monitorización de los ensayos clínicos, la firma electrónica en contratos de investigación clínica o la adaptación del trabajo ante el nuevo marco normativo en protección de datos. Todo ello sin perder de vista las grandes oportunidades que nos ofrece el procesamiento y análisis masivo de datos para establecer modelos predictivos a través de tecnologías como el “Big data, Smart data, Machine Learning, etc…”, la medicina no presencial sincrónica o asíncrona o la monitorización de constantes y evolución en procesos crónicos. En la práctica, estamos atendiendo a la aplicación de nuevas tecnologías digitales en el ámbito asistencial cuyo impacto es necesario evaluar.

¿Qué impacto tiene la transformación digital en salud?

El director general de Farmaindustria, Humberto Arnés, afirmó que “la transformación digital va a cambiar radicalmente los sistemas sanitarios a través de los nuevos instrumentos capaces de procesar e integrar ingentes volúmenes de información que pueden ser ya utilizados para obtener patrones de comportamiento y modelos predictivos, lo que ofrece enormes oportunidades de mejora en toda la cadena de valor sanitaria, pero especialmente en dos campos de gran trascendencia: la I+D biomédica y la toma de decisiones en la práctica clínica”.

“En este último ámbito –prosiguió Arnés– va a ser posible medir los resultados en salud que comporta cada intervención que se practique sobre el paciente, basándose en la evidencia y el valor real que aporta un nuevo medicamento o una prestación sanitaria, lo que se traducirá en mayor eficiencia. En lo que se refiere a la I+D biomédica, será posible maximizar los avances que se están produciendo en el ámbito de la genómica y la proteómica y acelerar así el desarrollo de fármacos más eficaces y precisos”. “Tanto la mayor eficiencia como las mejoras en la I+D –añadió- revierten, por encima de todo, en el paciente, principal razón de ser de todos los que integramos el sistema de salud”.

La secretaria general de FENIN, Margarita Alfonsel, señaló que “la tecnología tiene que estar siempre al servicio del profesional y del paciente, facilitando el diagnóstico y tratamiento de las enfermedades y mejorando la calidad de los servicios prestados y del sistema sanitario. La transformación digital del sistema conlleva la aplicación de tecnologías de la información y comunicación junto con otras tecnologías relacionadas con el objetivo de mejorar el acceso, la eficiencia, la eficacia y calidad de los procesos clínicos y empresariales utilizados por las organizaciones de salud, médicos y pacientes en un esfuerzo por mejorar el estado de salud de los pacientes”.

Del mismo modo, durante la jornada se ha puesto de manifiesto que las TIC, aplicadas a los sistemas de salud, se están mostrando como una herramienta necesaria para reducir el índice de recaída en ciertas enfermedades, para identificar grupos de riesgo o para involucrar al paciente en el cuidado de su propia salud. De hecho, se estima que un paciente empoderado presenta unos costes entre un 8 y un 21% inferiores a la vez que se incrementa el seguimiento y cuidado de su enfermedad debido a la corresponsabilidad del individuo en la gestión de su propia salud. Según la secretaria general de FENIN, “la tecnología sanitaria tiene mucho que aportar con soluciones dirigidas a detectar, controlar y tratar enfermedades, además de hacer realidad las múltiples posibilidades que va a ofrecer la medicina personalizada”.

Por su parte, el presidente de ASEBIO, Jordi Martí, destacó, desde la industria biotech, “el gran avance que han experimentado los procesos diagnósticos gracias la importancia que ha adquirido la obtención de datos masivos de pacientes en el entorno clínico, datos cada vez más voluminosos, lo que hace que el procedimiento y tratamiento de los mismos sea cada vez más importante. Para incrementar la mejora asistencial en el entorno clínico,  las empresas biotecnológicas de diagnóstico son las mejores aliadas de los hospitales, gracias a su crecimiento exponencial”, añadió.

El vicepresidente de la Fundación IDIS, Pablo González Jerez, que ha clausurado la Jornada, ha querido resaltar que la integración de los sistemas tecnológicos y la transformación digital juegan también un papel determinante en la seguridad del paciente. “Hoy en día no hay nada que pueda contribuir más al cambio en nuestro sistema que un paciente bien informado y corresponsable en la gestión de su propia salud. Esto supone, asimismo, que el profesional sanitario pueda realizar la labor asistencial con los mayores estándares de calidad, seguridad y resultados, todo ello a través de herramientas innovadoras que enfatizan la relación médico-paciente”.
 

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2018 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com