¿Quiere recibir la Publicación de Sanidad Privada en su correo de forma gratuita?
Viernes, 17 de julio de 2015   |  Número 72
el pulso
EL NISA 9 DE OCTUBRE DISPONE DEL ÚNICO ROBOT DE COMUNIDAD VALENCIANA
Trasplante capilar robotizado para combatir la alopecia
Esta nueva herramienta extrae del pelo en las zonas de la cabeza donde crece sin problemas, para trasplantarlo en otras aquejadas de alopecia

Redacción. Valencia
El Hospital Nisa 9 de Octubre dispone del único robot Artas de la Comunidad Valenciana, un sistema para trasplante capilares más avanzado en la actualidad basado en la extracción de pelo en aquellas zonas de la cabeza en las que crece sin problemas, para trasplantarlo en áreas aquejadas de alopecia.

Imagen de los sanitarios del Hospital Nisa 9 de Octubre utilizando el robot Artas.

A diferencia de las técnicas manuales de trasplante, Artas identifica, selecciona y extrae automáticamente las unidades foliculares idóneas, previamente parametrizadas en el sistema. Pero quizá el valor añadido más importante sea su capacidad de recalcular continuamente la posición y ángulo del pelo para asegurar los resultados óptimos en la extracción y evitar así dañar el folículo capilar.

“Se consigue así”, explica Vicent Alonso, dermatólogo y responsable de Nisa Capilar, “personalizar el trasplante capilar para cada paciente”.

Mejores resultados y sin cicatrices

Artas extrae entre 700-800 unidades foliculares a la hora, frente a las 250 de los sistemas manuales de trasplante. Su rapidez mejora considerablemente los resultados, ya que “el tiempo que transcurre desde la extracción de un folículo hasta que es implantado en la zona receptora afecta a su viabilidad”, asegura Alonso. En este sentido, gracias a la velocidad de extracción se asegura un mayor porcentaje de folículos viables. De hecho, “el riesgo de ruptura del folículo en el proceso de extracción se reduce al 8 por ciento, frente al 26 por ciento de otros métodos”.

Los métodos de trasplante capilar más convencionales se basan en injertos de zonas de cuero cabelludo que, inevitablemente, dejan cicatrices al necesitar puntos de sutura. En este sentido, el trasplante robótico capilar ha supuesto una auténtica revolución en el tratamiento de la alopecia, no ya sólo por sus resultados duraderos, sino por sus resultadosestéticos.

“El hecho de trabajar con unidades foliculares en lugar de zonas -como se hace con los injertos- ofrece resultados mucho más naturales, tanto en la zona receptora como en la donante”, explica Alonso. “Por otra parte, se trata de un proceso mínimamente invasivo, que no precisa suturas, y, por lo tanto, permite una recuperación mucho más rápida”.

Impacto psicológico

Muchos trabajos de investigación corroboran el impacto psicológico de la pérdida de cabello. En el departamento de Psicología de la Universidad de Westminster en Londres se realizó un estudio sobre qué grado de aceptación existe en torno a la alopecia, qué sentimientos genera y cómo afecta a las relaciones personales.

Los resultados muestran que la alopecia tiene consecuencias importantes y un impacto emocional considerable. Abundan las respuestas en las que se describe pérdida de autoestima y de confianza y también se registraron sentimientos de enojo, preocupación y estrés que podrían desencadenar cuadros de ansiedad y depresión. En el caso de los hombres, estos sentimientos se ven reforzados por la impotencia que sufren por el escaso control que tienen del problema.

Ventajas del trasplante capilar robotizado Artas

Entre las ventajas destacan la rapidez, es decir, una mayor velocidad de extracción, lo que reduce en tres horas la duración del tratamiento (respecto a trasplantes manuales); la eficiencia al dar un mayor porcentaje de viabilidad de los folículos extraídos. Por otra parte, el robot no se cansa, por eso no reduce su rendimiento a lo largo de todo el tratamiento.

También se obtienen resultados más naturales, la zona donante es imperceptible, el procedimiento es mínimamente invasivo que permite una recuperación más rápida y su precisión permite personalizar el procedimiento en función de las características de cada paciente. Además, es una terapia permanente que permite que el pelo que se implanta crece igual que crecía antes de reubicarlo.

Otros tratamientos

A parte de la cirugía robótica, Nisa Capilar ofrece también otros tratamientos como mesoterapia, factores de crecimiento, tira capilar (FUSS) o extracción manual (FUE). Cuando el paciente acuda a la consulta, Vicent Alonso le diagnosticará y decidirá junto a él cual es el tratamiento que más le conviene.

 

Para recibir Publicación de Sanidad Privada en su correo pinche aquí
| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2021 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.