Martes, 21 de diciembre de 2021   |  Número 142
Un IVA superreducido en tecnología sanitaria ayudaría a salir del estado de obsolescencia
El IDIS pide apostar por un pacto por la innovación tecnológica en el que primara el aprovechamiento de todos los recursos disponibles (públicos y privados)
Ángel de Benito, secretario general del IDIS.

Tras conocerse los datos del informe 'Perfil Tecnológico Hospitalario en España y propuestas para la renovación de tecnologías sanitarias' realizado por la Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria (Fenin) y en el que se ponen de manifiesto: planes de renovación de la tecnología sanitaria estructural incorporando el principio de gestión del ciclo de vida, uso de criterios y referencias internacionales para el cálculo de obsolescencia, mantenimiento adecuado e incorporación de innovación incremental, exploración de alternativas contempladas en la Ley de Contratación Pública, Plan de choque con financiación finalista específica y desarrollo de Bandas Tecnológicas para la dotación de equipamiento, el Instituto para el Desarrollo e Integración de la Sanidad (IDIS) y las empresas miembros de su Patronato, quieren manifestar su acuerdo al respecto, como medidas para garantizar la equidad y el acceso a las más altas prestaciones. Asimismo, desea hacer algunas consideraciones para lograr ese objetivo: 

·         La aplicación de un IVA superreducido para la tecnología sanitaria ayudaría a salir del estado de obsolescencia tecnológica en el que nos encontramos actualmente: el sector de salud no factura IVA y tener que soportarlo teniendo en cuenta la necesaria inversión en tecnología supone un coste extra altísimo e injusto; por ello, desde la Fundación IDIS consideramos que esta estrategia redundaría en facilidades para la adquisición de equipamiento tecnológico renovado.

·         Es complicado seguir el ritmo de innovación, pero solo apostando por mejorarla podremos conseguir una mejor prevención de patologías o diagnósticos. Por ello, la creación de un mapa de recursos tanto públicos como privados y el diseño de un plan de renovación tecnológica en función de criterios sanitarios y demográficos serían importantes para avanzar en el objetivo de facilitar el acceso a la innovación y a las más altas prestaciones de forma equitativa y ofrecer un mejor servicio a los pacientes.

·         Se debería apostar por un pacto por la innovación tecnológica en el que primara el aprovechamiento de todos los recursos disponibles (públicos y privados) para que todos los pacientes puedan beneficiarse de la tecnología más vanguardista y puntera.

·         A pesar de las dificultades para las inversiones en tecnología, la sanidad privada viene haciendo una importante apuesta por la innovación tecnológica y hoy cuenta con el 52% de los equipos RM, del 44% de los PET y del 34% de los TAC, tal como recoge el Informe “Sanidad privada, aportando valor: Análisis de Situación 2021”. Dispone de tecnología de vanguardia para el tratamiento de múltiples enfermedades, como el cáncer o enfermedades neurológicas, con un gran número de aceleradores lineales para radioterapia y braquiterapia; es pionero en el uso de PET/RMN para un diagnóstico más preciso, cuenta con equipamientos HIFU (High Intensity Focus Ultrasound) y ha construido dos centros de protonterapia, entre otras innovaciones de vanguardia.

En conclusión, consideramos que la renovación del equipamiento tecnológico sanitario en España es preferente y, para ello, las propuestas y recomendaciones recogidas en el informe de la Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria (Fenin) y las aportadas en este comunicado son prioritarias. Por lo tanto, es urgente tomarlo en consideración para afianzar el presente e impulsar el futuro de nuestro sistema, favoreciendo el acceso, la equidad y la consecución de los mejores resultados sanitarios y de salud, teniendo al paciente como principal beneficiario.

Para recibir Publicación de Sanidad Privada en su correo pinche aquí
| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2022 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.