Viernes, 14 de junio de 2019   |  Número 115
Una investigación pionera de Vithas avala la efectividad de una técnica de neuroestimulación no invasiva
El 70% de los pacientes mejoró la respuesta motora tras aplicarse la técnica de estimulación transauricular del nervio vago
Enrique Noé.

Profesionales del Servicio de Neurorrehabilitación del Grupo Vithas han realizado el primer estudio a nivel mundial que analiza la respuesta motora de los pacientes en estados alterados de la consciencia a la estimulación transauricular del nervio vago (ENV). Según los datos obtenidos, el 70 % de los pacientes del estudio mejoraron la respuesta motora tras la aplicación de la técnica ENV y no presentaron efectos secundarios. Las conclusiones del estudio han sido presentadas por la Dra. Patricia Ugart, especialista de Vithas NeuroRHB, en el 57 Congreso de la Sociedad Española de Rehabilitación y Medicina Física (SERMEF) celebrado el pasado fin de semana en Sevilla.

La expresión clínica del daño cerebral adquirido es muy variable tanto en su intensidad como en su contenido, ya que puede abarcar problemas físicos, cognitivos, conductuales o emocionales, entre otros. Los casos más graves de daño cerebral corresponden a aquellos pacientes que no logran recuperar plenamente su consciencia. En términos globales, según la Dra. Ugart, estos pacientes presentan una respuesta nula o parcial ante estímulos perceptivos (visuales, auditivas, táctiles etc.) provenientes del ambiente mostrando signos limitados de interacción con el entorno.

De hecho, en su presentación la doctora ha incidido en que la técnica ENV, aunque ya cuenta con más de 30 años de uso en la población epiléptica, ha sido recientemente descrita como una opción terapéutica para las personas con daño cerebral grave. Inicialmente, esta técnica requería la implantación quirúrgica de un estimulador, pero en la actualidad existen sistemas capaces de generar el efecto neuromodulador de forma transcutánea de forma similar a los aparatos de TENS que se emplean para tratar el dolor muscular.

A pesar de que el mecanismo por el cual esta técnica de neuromodulación ejerce su efecto positivo no está del todo claro, “parece ser que los estímulos eléctricos generados a través de las ramas auriculares del nervio vago son capaces de provocar un aumento de la transmisión gabaérgica, noradrenérgica y colinérgica desde las estructuras cerebrales más profundas hasta alcanzar las regiones cerebrales encargadas del mantenimiento de la consciencia”, afirma el Dr. Enrique Noé, director de investigación de Vithas NeuroRHB. Estudios de neuroimagen y neurofisiológicos llevados a cabo por los profesionales de Vithas han sido capaces de demostrar que esta técnica es capaz de reactivar la conectividad cortico-tálamo-cortical perdida tras una lesión cerebral y, en consecuencia, provocar mejorías clínicamente visibles por los familiares y terapeutas.

Por su parte, el Dr. Joan Ferri – Director General de Vithas NeuroRHB – ha subrayado que este hallazgo es especialmente relevante dado que “aunque no hay datos epidemiológicos concluyentes, existe un acuerdo generalizado en la literatura científica en que el número de casos de pacientes en estos estados está aumentando de forma exponencial en estos últimos años debido a los avances en los procedimientos terapéuticos médicos, especialmente de las técnicas de resucitación. Y, a pesar de que el sustrato neurobiológico de estos estados es cada vez más conocido, hasta la fecha las opciones terapéuticas para este grupo de pacientes son aún muy limitadas, de ahí la importancia esta nueva vía terapéutica que se abre con los resultados obtenidos por nuestro reciente estudio”.

Características del estudio

El estudio que ha dado con este importante hallazgo, el primero a nivel mundial de estas características, ha sido realizado a una muestra de 11 personas en estado alterado de la consciencia atendidas en el Servicio de Neurorrehabilitación de Vithas.

El protocolo de tratamiento ha consistido en cuarenta sesiones de media hora de duración con periodicidad de mañana y tarde, lo que permitido que en tan solo 20 días puedan apreciarse los primeros resultados. De esta muestra, el director de investigación destaca que “cinco de ellos mostraron una mejoría tardía durante el estudio y que además no se registraron efectos secundarios”. Es más, los resultados confirman que esta técnica puede ser eficaz para mejorar el estado clínico de estos pacientes, especialmente las respuestas motoras, que mejoraron hasta en un 70 % de la muestra inicial.

Otro aspecto destacado del estudio es la seguridad del procedimiento, especialmente relevante en pacientes en estados alterados de la consciencia dado que -añadido a la gravedad de su estado neurológico-, su situación clínica suele verse agravada por otro tipo de complicaciones médicas, las cuales, a la postre, suelen ser la causa más frecuente de fallecimiento en esta población.

Para comprobar la seguridad de la técnica a lo largo del estudio, todos los pacientes fueron monitorizados de forma intensiva sin que en ninguna de las más de 400 sesiones realizadas por los investigadores se apreciaran cambios significativos en sus respuestas vitales (frecuencia cardiaca, tensión arterial, etc.) y sin que se detectaran efectos adversos que obligaran a la suspensión del tratamiento.

Para recibir Publicación de Sanidad Privada en su correo pinche aquí
| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2019 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.