Martes, 19 de julio de 2022   |  Número 149
Vall d'Hebron transformará la atención al paciente de ictus con One Step Ictus
Se trata de un proyecto pionero que agilizará el tratamiento
Vall d?Hebron ha iniciado la implementación de One Step Ictus.

Vall d’Hebron ha iniciado la implementación de One Step Ictus, gracias al cual la atención al paciente de ictus isquémico y hemorrágico se concentrará en una única sala de acceso directo de nueva construcción, de forma que se reducirá el tiempo de actuación desde que llega al Servicio de Urgencias hasta que recibe el tratamiento.

Este proyecto, pionero en el mundo y que entrará en funcionamiento en un año, supondrá una forma innovadora más ágil y segura de trabajar, que estará acompañada de la reforma del espacio de neurroradiología intervencionista y de la tecnología más innovadora, donde un equipo de neurólogos y neurorradiólogos evaluarán, diagnosticarán y tratarán a los pacientes. El proyecto se realiza a través de una Unión Temporal de Empresas (UTE) formada por Medtronic y Siemens Healthineers. El paciente que presente síntomas de ictus irá directamente a la sala One Step Ictus, sin tener que pasar por el circuito tradicional de Urgencias.

Para agilizar el proceso asistencial se abrirá un nuevo pasillo desde el Servicio de Urgencias para llevar directa y exclusivamente a los pacientes con ictus a la sala One Step Ictus. El Dr. Albert Salazar, gerente del Hospital Universitario Vall d’Hebron, señala que “este proyecto es un paso más en el nuevo Vall d’Hebron, que implica la creación de nuevos equipamientos, la mejora de las infraestructuras y la transformación organizacional y competencial de los y las profesionales del hospital”.

Como explica el Dr. Manel Escobar, director clínico del servicio de Diagnóstico por la Imagen del Hospital Universitario Vall d’Hebron y del IDI Vall d’Hebron, “la sala One Step Ictus estará equipada con una solución tecnológica pionera que combina un equipamiento biplano para realizar la trombectomía mecánica, el procedimiento estándar para extraer los trombos que causan el ictus, con un equipamiento para hacer el TAC antes, durante y después de la trombectomía y evaluar la actividad cerebral del paciente”. ARTIS Icono Biplane, el equipamiento para hacer trombectomías, y SOMATOM Edge Plus sliding gantry, que posibilita hacer los TAC al paciente sin moverlo mientras se le somete al procedimiento, ya que se desplaza por raíles magnéticos, son dos soluciones de Siemens Healthineers.

Tiempo es cerebro

“En el tratamiento del ictus, tiempo es cerebro. Cada minuto cuenta si queremos minimizar las secuelas neurológicas del ictus. Haciendo el traslado directo a la sala de angiografía, donde se realiza la exploración y el tratamiento de forma inmediata, duplicamos la probabilidad de un buen pronóstico funcional de los pacientes con ictus más graves”, expone el Dr. Carlos Molina, jefe de la Unidad de Ictus y Coordinador del Proceso Ictus de Vall d’Hebron.

Con una actuación más rápida, se disminuye el déficit neurológico causado por el ictus hasta el punto que se calcula que un 48% de los pacientes de ictus pueden llegar a lograr una recuperación clínica casi total después de ser sometidos a una trombectomía directa, frente al 27% de los que siguen el circuito tradicional. “Todos los pacientes que presenten un cuadro neurológico repentino sugestivo de ictus y una clínica moderada o severa serán trasladados desde el Servicio de Urgencias hasta la sala One Step Ictus, donde se les podrá realizar el diagnóstico, valoración clínica y estabilización, así como un número importante de tratamientos: los traslados intrahospitalarios se reducen a la mínima expresión”, expone el Dr. Alejandro Tomasello, jefe de la Sección de Neurorradiología Intervencionista del Hospital Universitario Vall d’Hebron.

Uno de los pilares del proyecto es facilitar una terapia personalizada e incorporar los avances terapéuticos en el área neurointervencionista así como renovaciones tecnológicas a lo largo de la duración del mismo. El proyecto One Step Ictus también incluirá la plataforma digital SmartStroke desarrollada por Siemens Healthineers, que integrará la información de la historia clínica con el resto de datos que genere el paciente a través de dispositivos médicos y varias aplicaciones digitales durante su paso por el sistema sanitario, tanto en el ingreso como durante su seguimiento y facilitará monitorizar el proceso de forma integral mediante cuadros de mando avanzados. “En Siemens Healthineers siempre hacemos gala de nuestra apuesta continua por la innovación.

Para nosotros ésta solo tiene sentido si podemos acompañarla de resultados que mejoren la calidad de vida del paciente. Esta colaboración es una oportunidad de mejorar la atención del paciente en un solo paso. Ser capaces de analizar el impacto de la atención del ictus en función de medidas cuantificadas y comparadas es una manera de ayudar a los profesionales en radiología intervencionisa y ponernos a disposición del sistema sanitario haciendo que nuestras soluciones de hoy marquen el futuro de la medicina”, explica Alberto Martínez, director general de Siemens Healthineers España.

“La plataforma SmartStroke recogerá sistemáticamente datos clínicos e indicadores transversales muy definidos para garantizar el mejor pronóstico funcional con la mayor eficiencia y realizar una medicina más predictiva y personalizada. Una vez el paciente de ictus reciba el alta, Smartstroke facilitará la comunicación directa con el paciente, su seguimiento a distancia, las consultas telemáticas, el control preciso de los factores de riesgo vascular y permitirá monitorizar la rehabilitación desde su domicilio”, apunta el Dr. Carlos Molina.

Medición de resultados, mejora de procesos y gestión de materiales

Medtronic, multinacional americana de tecnología sanitaria, cuenta con una amplia experiencia en el ámbito de la medición de resultados en salud, lo cual le convierte en un partner necesario para abordar este proyecto. Gracias a su innovación en terapia en el área neurointervencionista y su experiencia en la optimización de procesos (operativos y asistenciales en el ámbito hospitalario), Medtronic pone a disposición de este proyecto el abordaje integrado de procesos y procedimientos asistenciales, teniendo en cuenta las distintas fases del ciclo de cuidado de los pacientes, especialmente relevante en procesos tiempo-dependiente como es el diagnóstico y tratamiento de ictus. Además, la experiencia de esta compañía en la gestión de materiales permitirá maximizar la eficiencia en el manejo del material, ofreciendo, a su vez, un modelo de aprovisionamiento para una terapia personalizada a cada paciente.

“Nuestro objetivo último en este proyecto es mejorar la vida de los pacientes, mediante la medición del impacto de los resultados en salud y la optimización del proceso asistencial de una manera multimodal. Todo ello orientado a acortar tiempos, desde que el paciente entra en Urgencias hasta su tratamiento”, señala María Vila, Directora General de Medtronic en España y Portugal. En terapias tiempo-dependientes como el ictus, es esencial acortar estos tiempos para que el pronóstico funcional del paciente sea mejor, y poder así reducir así posibles secuelas. “Lo que podemos anticipar es que este proyecto tiene el objetivo de reducir el tiempo puerta aguja a menos de 30 minutos, lo cual mejorará el pronóstico funcional de los pacientes, reduciendo estancia media, tasa de complicaciones en la fase aguda y la recuperación del paciente”, señala María Vila.

Vall d’Hebron atiende cada año unos 1.800 pacientes con ictus isquémico y hemorrágico, y se estima que unos 560 pacientes se beneficiarán de One Step Ictus. La Unidad de Ictus cuenta con un equipo multidisciplinario formado por ocho neurólogos vasculares, tres neurointervencionistas, dos enfermeras de ictus por turno, rehabilitadores y TCAIs. Además, en cuanto al diagnóstico por la imagen, en Vall d’Hebron se realizan exploraciones de resonancia magnética, tomografía computarizada, medicina nuclear, PET-TC, angiografía, ecografía, mamografía, densitometría, radiología convencional y ortopantomografía, entre otros.

“Gracias al proyecto One Step Ictus, pionero en el mundo, transformamos el flujo de atención al paciente con ictus, por un lado, agilizando su tratamiento y por otro personalizándolo”, apunta el Dr. Manel Escobar. “Observamos que el paciente que recibe tratamiento de forma más rápida presenta en general menos déficit motor, como hemiparesias, menos déficit sensitivo como hipoestesia, y menos déficits en el lenguaje como afasia o disartria”, expone Pilar Meler, supervisora del área del conocimiento de Neurociencias de Vall d’Hebron: “agilizar el procedimiento mejora sin duda el pronóstico y calidad de vida de nuestros pacientes”. Medtronic realizará la reingeniería del proceso, la adaptación de los espacios, la trazabilidad de los materiales y los dispositivos de trombectomía mecánica.

El proyecto tiene un coste total de 18.185.676 euros cofinanciado al 50% con Fondos Europeos de Desarrollo Regional (FEDER), que aportarán 9.092.838 euros, en el Programa Operativo 2014-2020 de Catalunya que impulsa proyectos de Compra Pública Innovadora en el marco del SISCAT (Sistema Sanitario Integral de Utilización Pública de Catalunya, del cual forma parte Vall d’Hebron). La Compra Pública Innovadora fomenta la innovación desde el sector público y compromete a las empresas a cumplir toda una serie de indicadores asistenciales y basados en resultados de salud. Este proyecto de colaboración entre Vall d’Hebron, Siemens Healthineers y Medtronic tendrá una duración de 5 años.

Para recibir Publicación de Sanidad Privada en su correo pinche aquí
| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2022 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.