¿Quiere recibir la Publicación de Sanidad Privada en su correo de forma gratuita?
Viernes, 09 de marzo de 2012   |  Número 26
en directo
JOSE ANDRÉS GORRICHO, CONSEJERO DELEGADO DEL GRUPO IMQ
“Vamos a potenciar el atractivo de Bilbao con un nuevo centro”
La clínica será acreditada por la Joint Commission estadounidense

Javier Barbado. Madrid
El próximo mes de abril el Igualatorio Médico-Quirúrgico abre un nuevo centro hospitalario en los alrededores de la ría de Bilbao. Como el grupo forma parte del Consejo Cívico de la ciudad, aspira a contribuir con la clínica a consolidar su atractiva imagen como potente e histórico núcleo industrial y proveedor de servicios, y su consejero delegado no descarta que, por este camino, lleguen los pacientes extranjeros. La compañía está consagrada como referente en la asistencia sanitaria privada y en la provisión de atención a la dependencia en el norte de España, y, de hecho, agrupa a casi 30 empresas como hospitales, ambulatorios, centros de diagnóstico por la imagen, dentales o especializados en diálisis, entre otros.

José Andrés Gorricho, consejero delegado del Grupo IMQ.

¿En qué comunidades autónomas opera IMQ y desde cuándo?

El Grupo IMQ, hoy, es un holding de Seguros y Servicios de Salud y Dependencia que actúa fundamentalmente en el País Vasco. El Grupo de Seguros Sanitarios es la empresa líder en su ámbito de influencia, y, con más de trescientos diez  mil asegurados, mantiene una cuota de mercado del 67 por ciento en la comunidad autónoma vasca, siendo el territorio de Bizkaia, con un 85 por ciento, donde alcanza mayor penetración. La división de servicios agrupa a casi 30 empresas que, bajo el paraguas IMQ-Servicios, impulsan y participan en actividades como: hospitales, centros médicos ambulatorios, dentales, diálisis, servicios profesionales, call center, laboratorios, diagnósticos por imagen, hemodinámica, residencias y Centros de Día de Tercera Edad, así como investigación biomédica, terapia celular y desarrollo de innovación en productos sanitarios fundamentalmente enfocados al envejecimiento y la discapacidad.

IMQ nace en 1934 y es, posiblemente, la empresa decana en el campo de seguros médicos. Hace dos año celebró su 75º aniversario en un acto de gran concurrencia en el Palacio Euskalduna de Bilbao.


¿Tiene previsto la compañía atraer a clientes extranjeros?

No es un desarrollo específico para nosotros. No obstante, a través de nuestra participación en el Consejo Cívico de la Villa de Bilbao se ha abierto esta posibilidad coincidiendo con la puesta en marcha de un nuevo centro hospitalario que abriremos en abril, ubicado en la ría y que será emblemático para una ciudad que aspira a potenciar su atractivo como ofertante de servicios de calidad. Por ahí puede ir.

¿Qué tipo de asistencia médica presta la aseguradora a sus clientes?

Ofrecemos prácticamente todas las especialidades médico-quirúrgicas, así como todo el catálogo de servicios de apoyo al diagnóstico. Procuramos incorporar precozmente toda la tecnología disponible, contamos un una amplia red de servicios propios y una extensa política de conciertos. Esto es así tanto en Euskadi como en toda la red de Vida-Caixa Adeslas, socio y aliado estratégico en todo el territorio estatal. Nos diferenciamos con una amplia red de médicos de cabecera, vanguardia de la compañía, que actúan de médico personal de nuestros asegurados.

Hemos sido igualmente pioneros en la introducción de avances tecnológicos como el PET-TAC, la robótica Da Vinci, las resonancias abiertas de alto campo y otras muchas técnicas. Estas capacidades la ofrecemos mediante una amplia gama de productos aseguradores especializados. Coberturas totales, pymes, autónomos, jóvenes, deporte, productos de asistencia, de reembolso, etc., adaptándonos a las necesidades del cliente.

El entrevistado, en su despacho de trabajo.

¿De cuántos profesionales dispone la compañía y qué criterios se siguen para su selección?

En el País Vasco contamos con más de 2.000 profesionales, la mayoría de los cuales está agrupada en una asociación profesional, que son, a su vez, accionistas. La entrada en el cuadro médico se realiza a través de un comité de admisiones que tiene en cuenta las necesidades de la compañía y la idoneidad y preparación de los candidatos.

En la nueva clínica, su reglamento prevé igualmente unos criterios de acreditación, en línea  con los estándares de la Joint Commission norteamericana, que pretendemos certificar en 2013.

¿Qué relación mantiene IMQ con las mutualidades del Estado (Muface, Mugeju e Isfas)?

A través de nuestro socio Adeslas, nos hacemos cargo de unos 30.000  mutualistas, siendo de lejos la compañía más elegida. Nos satisface participar de un programa de gran contenido de futuro, ojalá que extensible a otros colectivos, pero que nos genera importantes tensiones en la cuenta por la evidente insuficiencia de prima para los costes en el País Vasco y entiendo que también en otros lugares.

¿Ve con buena salud al sector sanitario privado en España?

La evidencia habla por sí misma. Es un sector que se abre camino por su propio esfuerzo. Entre la indiferencia y el ninguneo de algunos y el ataque y la demagogia de otros, la sociedad real acredita las bondades de un sistema potente cuya presencia no solo complementa, sino que contribuye de manera determinante a la sostenibilidad del sistema sanitario público del que, de facto, somos sus más efectivos aliados. Es urgente que desde los poderes públicos y desde los líderes de opinión y comunicación se mantenga esta visión y se apoye este sector creador de riqueza y empleo de calidad. Algunas medidas fiscales ya propuestas serían un buen comienzo.

¿Cree imprescindible la labor que lleva a cabo el IDIS?

El IDIS es el primer proyecto unitario, abierto, serio y potente de puesta en valor de la realidad del sistema privado sanitario. No va contra nada ni contra nadie. Pretende, desde una escala de valores impecable y perfectamente compartible por todos, explicar qué somos, qué hacemos y situar en todas las agendas los mínimos que el sector reclama y merece para continuar ejerciendo una función insustituible.

Para ello, ofrece su compromiso  con la calidad, con el sistema público, con la inversión y creación de riqueza, con el empleo, con la innovación y el desarrollo del conocimiento, todo ello en clave de autoexigencia.

En su opinión, ¿encierra la colaboración público-privada la clave para sostener el Sistema Nacional de Salud?

Es una de claves. Evidentemente, además de incorporar ésta, el Sistema Nacional de Salud debe activar otros mecanismos de transformación que están  enunciados en múltiples informes ilustrados, comenzando por el “informe Abril Martorell” [publicado en 1991] y perfeccionados con grandes consensos entre los estudiosos de los sistemas sanitarios.

La política mal entendida y mucha demagogia han silenciado muchas necesidades de cambio que la crisis ha puesto en evidencia. La colaboración público-privada es uno de los ejes básicos del sistema para apuntar con garantías hacia sus objetivos de futuro. Hay muchas formas. El propio IDIS ha publicado, y lo seguirá haciendo, reflexiones que están ofrecidas a toda la sociedad y a sus dirigentes.

Si se establece un Pacto por la Sanidad, ¿debería contar con la sanidad privada y, en ese caso, de qué manera?

Un pacto por la Sanidad  habría de tener primero un componente político del máximo alcance parlamentario y territorial. A partir de ahí resulta evidente que todos los agentes habrían de ser convocados al análisis de su materialización.  En esto, el sector privado sanitario, en sus distintos enfoques, tiene mucho que aportar y su presencia será imprescindible. Entre otras cosas, no lo olvidemos, supone casi un tercio del gasto sanitario del país.

Para recibir Publicación de Sanidad Privada en su correo pinche aquí
| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2022 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.