¿Quiere recibir la Publicación de Sanidad Privada en su correo de forma gratuita?
Viernes, 24 de febrero de 2012   |  Número 25
SU PRESIDENTE, TOMÁS MUNIESA, ESPERA CAPTAR “NUEVAS OPORTUNIDADES”
VidaCaixa ganó 947 millones en 2011 por la venta del 50% de Adeslas a MM
Anatomía Patológica y Críticos pasan la prueba de acreditación por primera vez

EFE. Barcelona
VidaCaixa Grupo, que aglutina el negocio asegurador de La Caixa, ganó 947 millones de euros en 2011, un 280 por ciento más que el año pasado, por los ingresos extraordinarios derivados de la venta del 50 por ciento de SegurCaixa Adeslas a Mutua Madrileña.

En rueda de prensa, el consejero delegado de VidaCaixa Grupo, Tomás Muniesa, ha explicado que el beneficio neto recurrente ascendió a 279,5 millones de euros, frente a los 249,2 de 2010, un 12 por ciento más. Muniesa ha asegurado que 2011 fue un año “francamente excepcional” para el grupo integrado en CaixaBank, un ejercicio en el que las primas y aportaciones crecieron el 24 por ciento, de 5.246 millones en 2010 a 6.502 millones de euros en 2011, mientras que los clientes crecieron un 1,4 por ciento, hasta los 2,9 millones.

Ha afirmado que el resultado de 2011 no se repetirá porque no se darán otros ingresos atípicos de este calibre, y ha insistido en destacar el incremento del beneficio neto recurrente en dos dígitos en un año de cambios en la estructura de VidaCaixa y en un contexto de crisis. El director general del grupo, Mario Berenguer, ha resaltado que en seguros de vida las primas y aportaciones han crecido un 39,8 por ciento, de 3.323 millones a 4.645, aunque las aportaciones a planes de pensiones cayeron un 5,8 por ciento, de 1.521 a 1.433 millones.

Berenguer ha recordado en este sentido que las aportaciones a planes de pensiones han descendido de media un 12 por ciento en el sector, y ha comentado que este año la compañía se ha centrado más en ofrecer planes de previsión asegurados, donde es líder con un cuota del 16,1 por ciento.

En total, los recursos gestionados por el grupo crecieron un 20 por ciento, de los 33.297 millones de euros de 2010 a los 40.029 millones del año pasado, y actualmente el grupo asegurador ocupa el segundo puesto en el ramo de seguros de vida-riesgo, el primero en vida-ahorro, el segundo en planes de pensiones y el primero en previsión social complementaria.
Durante este ejercicio, VidaCaixa ha pasado de depender de Criteria a hacerlo de CaixaBank, ha fusionado VidaCaixa y CaixaVida y ahora dependen del grupo el cien por cien de VidaCaixa, el 49,9 por ciento de SegurCaixa Adeslas (la compañía de seguros no vida de La Caixa), y el cien por cien de AgenCaixa, agencia de seguros.

VidaCaixa aportó el 24 por ciento del beneficio recurrente de La Caixa, en concreto, 280 millones de euros, y para 2012 el grupo aspira a seguir creciendo y a aprovechar “las oportunidades que hay incluso en tiempos de crisis”, ha asegurado Muniesa. El consejero delegado ha afirmado que confía en que, en 2012, los resultados se acerquen a un aumento de “dos dígitos”, algo que se ha logrado este año gracias al “récord” de ventas en seguros de vida.

Los cambios en el grupo han obligado a elaborar un plan estratégico para VidaCaixa y otro para SegurCaixa Adeslas, ambos para el período 2012-2014.

Mario Berenguer, Tomás Muniesa y Javier Murillo, en la presentación de resultados de VidaCaixa de 2011.

Para recibir Publicación de Sanidad Privada en su correo pinche aquí
| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2021 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.