¿Quiere recibir la Publicación de Sanidad Privada en su correo de forma gratuita?
Viernes, 16 de junio de 2017   |  Número 93
Acceda a nuestra hemeroteca
sanidad al día
dispositivo para el cierre de la orejuela auricular izquierda
Watchman reduce el riesgo de ictus en pacientes no aptos para la anticoagulación oral
La innovación de Boston Scientific disminuye el riesgo de hemorragia mayor a más de la mitad de lo observado con el uso de la warfarina

Redacción. Madrid
Los datos correspondientes a un año del registro Ewolution demuestran que el cierre de la orejuela auricular izquierda (OAI) con el dispositivo Watchman, seguido de un tratamiento de doble antiagregación plaquetaria, redujo significativamente el riesgo de ictus y disminuyó el riesgo de hemorragia mayor a más de la mitad de lo observado con el uso de la warfarina.

Michael Mahoney, presidente de Boston Scientific.

Los datos más destacados, presentados hoy como noticias de última hora sobre los estudios en el EuroPCR 2017, incluyen, que el riesgo de ictus se redujo un 81 por ciento en comparación con las tasas previstas en pacientes sin tratamiento (la tasa anual de ictus fue del 1,4 por ciento). La tasa de hemorragia mayor se redujo un 52 por ciento respecto a las tasas previstas en los pacientes tratados con warfarina (la tasa anual de hemorragia mayor fue del 2,5 por ciento).

Asimismo, con exclusión del sangrado perioperatorio, la tasa de hemorragia mayor se redujo un 60 por ciento en comparación con la warfarina (la tasa de hemorragia mayor anual con exclusión del sangrado operatorio fue del 2,1 por ciento). También se logró un sellado eficaz de la orejuela auricular izquierda durante el seguimiento en un 99,2 por ciento de los pacientes (no se observaron fugas de más de 5 milímetros). Además, los niveles de reducción del riesgo de ictus son semejantes a los obtenidos con los anticoagulantes orales directos no antagonistas de la vitamina K (ACOD) en una población de alto riesgo.

En el registro multicéntrico y prospectivo Ewolution, de un solo grupo, se evaluó a 1.025 pacientes con fibrilación auricular (FA) no valvular que presentaban alto riesgo de ictus y embolia sistémica. Más de un 70 por ciento (73,3 por ciento) estaban considerados no aptos para recibir anticoagulación oral (ACO) y no recibieron dicho tratamiento después de la intervención. Se prescribió un tratamiento de doble antiagregación plaquetaria a un 60 por ciento de los pacientes durante un período limitado.

Estos datos contribuyen al ya extenso corpus de datos de estudios clínicos aleatorizados sobre el dispositivo Watchman, cuyo conjunto de evidencia es mayor que el de ningún otro dispositivo para el cierre de la OAI. 

 

| La información que figura en esta edición digital está dirigida exclusivamente al profesional destinado a prescribir o dispensar medicamentos por lo que se requiere una formación especializada para su correcta interpretación |

© 2004 - 2017 Sanitaria 2000, S.L. - Todos los derechos reservados.
agencia interactiva iberpixel.com